¿Cómo se revisan los limpiaparabrisas del coche en la ITV?

Su estado debe ser el correcto si no quieres suspender

Cuando conducimos, ver correctamente es una de las cosas más importantes para poder circular seguro, más aún cuando las condiciones meteorológicas son adversas y te encuentras en mitad de la carretera con fuertes lluvias.

Desde AECA-ITV han querido recordar que el estado de tus limpiaparabrisas debe ser siempre el mejor, ya que, en caso de estar muy desgastados podrían no cumplir su función correctamente y hacer que conducir se convierta en algo peligroso. Por ello, en las ITV se revisan también tus limpiaparabrisas y más abajo te contaremos por qué podrían suspenderte.

$!Es importante que tus limpiaparabrisas funcionen bien para ver correctamente

Cambiar los limpiaparabrisas

Si tienes que pasar la ITV pronto y tus limpiaparabrisas están para el arrastre lo mejor que puedes hacer es cambiarlos. Si te da pereza o andas algo “escaso” de dinero, siempre puedes recurrir a este truco para hacer que limpien como nuevos, pero si ya están muy viejos te recomendamos que te deshagas de ellos. Siguiendo estos 3 pasos podrás colocar unos nuevos fácilmente:

  1. Coloca el brazo del limpiaparabrisas en posición vertical y despegado por completo del cristal.
  2. Para retirar la escobilla es posible que tengas que quitar primero un embellecedor. Las escobillas suelen estar sujetas con una o varias pestañas que debes presionar para soltarlas. Es un proceso muy intuitivo.
  3. Una vez hayas retirado las escobillas viejas, sólo tendrás que colocar las nuevas de la misma manera, apretando las pestañas y asegurándote de que están bien fijadas.

Aunque lo mejor es que las cambies cada año, dependiendo de las instrucciones del fabricante podrás encontrar unas u otras recomendaciones respecto a las escobillas. Aún así, si notas que tus limpiaparabrisas no hacen su trabajo correctamente y no consigues ver bien a través del cristal, probablemente haya llegado el momento de sustituirlos.

$!Cambiar los limpiaparabrisas es muy sencillo

¿Puedes suspender la ITV por tus limpiaparabrisas?

La respuesta, aunque pueda parecer extraño, es que sí. En la ITV, el inspector te pedirá que actives el limpiaparabrisas y comprobará que salga el líquido para limpiar el cristal. Un problema en este elemento puede ser considerado bien como un defecto leve, que no impedirá obtener un resultado favorable en la ITV, o incluso como un defecto grave, que significará el suspenso en la inspección.

En caso de que el líquido no salga, lo haga de manera desviada o con poca presión, se considerará como un fallo leve. El conductor deberá corregirlo, pero no le impedirá superar la inspección. Sin embargo, hay varias situaciones que podrán acarrear un suspenso por ser considerado un defecto grave:

  • Que tu vehículo no tenga limpiaparabrisas.
  • Que la superficie de barrido de los limpiaparabrisas sea insuficiente para una correcta visión.
  • Que las escobillas estén defectuosas.
  • Que el vehículo tenga limpiaparabrisas pero no tenga escobillas.