TAG Heuer Carrera x Porsche: un homenaje de otros tiempos

La firma de relojes rinde homenaje a la historia del Porsche 911 Carrera RS 2.7 en su 50 aniversario.

Existen firmas que entrelazan sus historias de manera natural. Porsche y TAG Heuer iniciaron sus colaboraciones en 2021, pero bien podrían haber empezado antes. Sofisticación, precisión y emoción, a partes iguales, comparten sus piezas pero también sus clientes de gustos exquisitos. Esta asociación global ha servido para celebrar, con mucho gusto, la historia y los valores de ambas marcas. El 50 aniversario del Porsche 911 Carrera RS 2.7 no podía quedarse sin su sentido homenaje: dos relojes de edición limitada de la colección TAG Heuer Carrera x Porsche.

$!TAG Heuer Carrera x Porsche: un homenaje de otros tiempos

Estas ediciones son únicas y se han diseñado bajo la filosofía de un modelo tan icónico como soñado. Los orgullosos propietarios de un 911 Carrera RS 2.7 no solo son afortunados por su cuenta corriente, también tienen la excusa perfecta para añadir al pack uno de estos dos cronógrafos. Incluso sin ser propietario del coche, el diseño distintivo y característico de este deportivo de 1972 encaja a la perfección con la obra de muñeca diseñada en 1963.

El primer 911 Carrera

Sobre el lanzamiento del Carrera RS 2.7 se han escrito muchas líneas. Este vehículo se atrevió con la denominación “Carrera” un 5 de octubre de 1972, bajo el pretexto de ser un deportivo de calle y de rallyes. Fue el mejor modo de despedir la primera generación del 911, el más potente por esas fechas y el más rápido hasta la fecha. La idea de los ingenieros era potenciar su ligereza y aerodinámica, estrenando el famoso alerón trasero conocido como “cola de pato”.

$!TAG Heuer Carrera x Porsche: un homenaje de otros tiempos

Tampoco pasaron desapercibidos los retoques en la carrocería, como un splitter frontal y los pasos de rueda ensanchados que mejoraba el paso por curva y la frenada del Carrera RS 2.7. En definitiva, se trataba de un deportivo para calle con las especificaciones de los rallyes y solo se produjeron 1.580 unidades. Todas ellas tenían colores de lo más llamativos, un detalle que TAG Heuer ha tenido en cuenta a la hora de crear estas versiones limitadas en los tonos azul Glazier y rojo Guards.

La nueva colección TAG Heuer Carrera

Las ediciones en homenaje al 50 aniversario del Carrera RS 2.7 se basan en el TAG Heuer Carrera de 42 milímetros con el diseño tricompax, conocido por sus tres esferas interiores: Contadores de cronógrafo de minutos y horas, un indicador de segundos permanente y una ventana de fecha a las 6. Estos modelos incorporan la tecnología de movimiento más avanzada de la marca, llamada Calibre Heuer 02, y la marcha es de 80 horas. Como detalle identificativo, la masa oscilante del movimiento se ha personalizado para recordar al volante de tres radios y tiene los logotipos de ambas marcas.

$!TAG Heuer Carrera x Porsche: un homenaje de otros tiempos
$!TAG Heuer Carrera x Porsche: un homenaje de otros tiempos
$!TAG Heuer Carrera x Porsche: un homenaje de otros tiempos

El Sporty Blue Edition estará limitado a 500 unidades, marcadas con numeración. La caja es de acero pulido y los índices, agujas de horas y minutos llegarán chapados en rodio como homenaje al cromado de los Carrera RS 2.7. La esfera es de opalina blanca, mientras que el tono azurage se lo reservan para los subcontadores inspirados en las llantas del coche. El tono Glazier de Porsche está presente por todo el cronógrafo, pero de manera elegante y minimalista. Lo encontramos en las agujas centrales, los pulsadores y el logotipo del escudo.

En el caso del Sporty Red Edition, solo 250 propietarios podrán llevar en sus muñecas esta edición. La caja es de oro rosa de 18K 5N, un material precioso que se repite en la corona y los pulsadores. La esfera blanca está enmarcada por una línea en color Rojo Guards, específico de Porsche y presente en la gama del Carrera RS 2.7. Además, cuenta con índices aplicados, indicador de segundos permanente y agujas de horas y minutos de color oro rosa.

$!TAG Heuer Carrera x Porsche: un homenaje de otros tiempos