Cinco nuevos coches pasan el examen de seguridad de Euro NCAP

El Mustang Mach-E, los Hyundai Bayon, Tucson e Ioniq 5 y el Toyota Yaris Cross pasan las pruebas sin pleno de cinco estrellas.

Nueva oleada de resultados de las pruebas de seguridad Euro NCAP, con cinco nuevos coches enfrentándose a las mismas y con cuatro de ellos consiguiendo las cinco estrellas. La entidad encara el final del año habiendo examinado ya 21 vehículos, 15 de los cuales han alcanzado la máxima calificación, cuatro se han quedado cuatro estrellas y dos, el Dacia Logan y el Sandero Stepway, con dos estrellas.

Desde 2020, Euro NCAP estrenó nuevas pruebas nuevas pruebas que hacían más complicado conseguir las cinco estrellas y se adaptaban a los nuevos retos de la movilidad. Así, en 2020 llegaron el nuevo test de impacto frontal, sustituyendo al anterior, en práctica desde 1997, y una prueba para comprobar los sistemas de seguridad que ofrece el vehículo para evitar lesiones en impactos laterales.

Lo que no cambió es la forma de conseguir la máxima puntuación posible. Cada coche consigue una puntuación, representada como un porcentaje del 0 al 100, en cuatro apartados: seguridad para los ocupantes, seguridad infantil, seguridad para el resto de usuarios de la carretera y sistemas de seguridad activa. Una vez establecida la puntuación, se calcula una media teniendo en cuenta que la seguridad de los ocupantes pesa el 50%, los apartados de seguridad infantil y seguridad del resto de usuarios un 20% y la seguridad activa un 10%. Si la media final es superior al 70%, el coche consigue las cinco estrellas.

Dos eléctricos y tres coches de volumen

En su último examen, pasaron por las instalaciones de Euro NCAP el nuevo Ford Mustang Mach-E, tres Hyundai, el Bayon, el Tucson y el también eléctrico Ioniq 5, y el Toyota Yaris Cross, recién llegado a las manos de sus primeros compradores. Excepto el Bayon, todos se hicieron con las cinco estrellas, consiguiendo cuatro el SUV coreano.

Hyundai Bayon pasando las pruebas de Euro NCAP. | Foto: Euro NCAP
Hyundai Bayon pasando las pruebas de Euro NCAP. | Foto: Euro NCAP
De todos, el Mustang Mach-E se alzó como el coche más seguro para el conductor, con un 92% en esa categoría, aunque flaqueó en seguridad para peatones, con un 69%. No obstante, el 86% de seguridad de ocupantes y el 82% de seguridad activa sirven para alzarse con la máxima calificación. El otro eléctrico, el Ioniq 5, consiguió un 88% en seguridad del conductor, un 86% para ocupantes, un 63% para peatones y un 88% de seguridad activa.

Cinco estrellas también consiguieron el Tucson, con un 86%, un 87%, un 66% y un 70%, respectivamente, y el Toyota Yaris Cross, con un 86%, un 84%, un 78% de seguridad para peatones, uno de los más altos del año, y un 81%, respectivamente. El Hyundai Bayon, sin embargo, no consigue la máxima calificación pese al 82% registrado en seguridad para los ocupantes. Con 76% para el conductor, un 76% para peatones y un 67% de seguridad activa, se queda por debajo del 70% que otorga las cinco estrellas por muy poco.