Euro NCAP creará test para coches autónomos y para la movilidad del futuro

La ‘Visión 2030’ de Euro NCAP adapta sus pruebas a las nuevas formas de conducción y movilidad

Consciente de la evolución que está experimentando el mundo del automóvil en los últimos años, el programa de seguridad para automóviles Euro NCAP plantea su Vision 2030, en la que tendrá en cuenta en sus pruebas la conducción autónoma y las nuevas formas de movilidad.

La nueva ruta de Euro NCAP contempla los cambios que la industria automovilística puede experimentar durante la próxima década, y cómo adaptarán sus test en un nuevo panorama de la movilidad. En este plan, también se compromete a impulsar desarrollos y pruebas de seguridad de vehículos que reflejen la diversidad de la población europea.

$!Pruebas de choque de Euro NCAP

Las cuatro áreas clave de la evaluación de Euro NCAP, en vigor desde el año 2009, se ajustarán en el nuevo programa a las cuatro fases de un posible accidente: Conducción segura, prevención de colisiones, protección contra colisiones y seguridad tras la colisión. Los cambios en el programa de seguridad más famoso de Europa comenzarán a entrar en vigor a partir de 2026, pasando a su vez a un ciclo de actualización del protocolo de tres años.

Euro NCAP introducirá gradualmente las pruebas virtuales, mejorará las pruebas de protección de los usuarios vulnerables de la carretera e introducirá incentivos de calificación para una serie de sistemas de control del conductor. Entre las principales novedades del programa Euro de cara a 2030 se encuentran las siguientes:

  • Pruebas y evaluación de los sistemas de ayuda al conductor asistidos y automatizados
  • Evaluación de la tecnología que controla la condición del conductor y la distracción cognitiva
  • Requisitos para seguir mejorando la eficacia en el mundo real de la tecnología de asistencia a la velocidad
  • Pruebas de seguridad activa que simulen mejor los entornos reales de la carretera y examinen el diseño de la interacción hombre-máquina (HMI), garantizando sistemas de asistencia al conductor más robustos y eficaces
  • Pruebas y evaluación de las funciones de seguridad habilitadas por la comunicación V2V, V2I y V2X
  • Pruebas de seguridad pasiva que presten mayor atención a la igualdad de género y al envejecimiento de la población de conductores y ocupantes
  • Evaluación del riesgo de incendio y de fuga térmica en los vehículos eléctricos y mejora de la información para los primeros y segundos intervinientes
  • Fomento de las mejores prácticas en materia de seguridad de los vehículos y acceso a los datos.

Además, Euro NCAP está ya piensa en nuevos programas que evalúen la seguridad de las motocicletas y los scooters “de dos ruedas”, así como de los vehículos ligeros y pesados de transporte de mercancías, tratando de abordar la sobrerrepresentación de estos vehículos en las muertes y lesiones graves en carretera.

$!Pruebas de sistemas ADAS de Euro NCAP

“Euro NCAP cree firmemente que tiene el potencial de mejorar aún más la seguridad de los vehículos en la próxima década en apoyo de una Visión Cero que se esfuerza por eliminar las víctimas mortales y los heridos graves en accidentes de tráfico”, afirma el Dr. Niels Ebbe Jacobsen, Presidente de Euro NCAP. “Todavía no vivimos en la era de los coches totalmente autodirigidos, pero las tecnologías de asistencia a la conducción se están generalizando. Dada la importancia de estas tecnologías de conducción asistida y automatizada, Euro NCAP adoptará un enfoque de penalización/recompensa para los coches que ofrezcan estos sistemas. Asimismo, Euro NCAP pretende dar cabida a todas las formas de conectividad y a las distintas normas de comunicación técnica en la calificación, evaluando cada función de seguridad de forma tecnológicamente neutral”, añade el presidente.