¿Quieres trabajar en Tesla? Así es su exigente proceso de selección

Hasta nueve entrevistas, pruebas de conocimientos y una carta al mismo Elon Musk pueden formar parte de un proceso que puede durar hasta seis meses.

Los procesos de selección en un empleo suelen ser bastante comunes. Envías el CV, a veces una carta de presentación o motivación, una llamada, una entrevista y, si las condiciones te satisfacen y la empresa consideras que eres el mejor candidato, entras. Para los empleos públicos en España normalmente hay que opositar, lo que alarga y complica el proceso a cambio de un futuro estable y, habitualmente, bien remunerado. Y luego esta Tesla, cuyo proceso de selección de ingenieros puede alcanzar los seis meses, con casi 10 entrevistas y hasta comunicaciones con Elon Musk, consejero delegado.

Lo cierto es que la firma de Austin, Texas, se ha convertido en uno de los objetivos de muchos aspirantes a ingenieros. La idea de trabajar junto a Musk atrae a muchos, mientras otros consideran a la marca como la abanderada de la revolución eléctrica y tecnológica del automóvil. Sin embargo, antes de conseguir trabajar en sus oficinas, deben superar a una enorme competencia mediante un proceso de selección muy meticuloso. No en vano en 2022, según la marca, recibió 3,6 millones de currículums de ingenieros y no tiene sitio para todos.

$!Interior de la fábrica de Tesla

Según han desvelado 10 ingenieros de Tesla a la edición norteamericana de Business Insider, el proceso de selección de la marca de vehículos eléctricos puede llevar hasta nueve entrevistas y, a veces, un último corte enviando una carta al propio Elon Musk. Algunos de ellos explican que tuvieron que presentarse varias veces al proceso de selección antes de conseguir el cargo, haciendo que entrar en la compañía parezca más una oposición que una aplicación para una empresa privada al uso.

El proceso de selección, paso a paso

Según exponen los ingenieros, que hablaron con el medio norteamericano en condición de anonimato, el primer paso es bastante normal: aplicar al puesto enviando el CV en una oferta de trabajo para ser convocado a una entrevista con un empleado de recursos humanos. Hasta aquí, bastante normal, aunque ya hay que tener suerte porque, normalmente, se convocan unas 20 entrevistas para miles de aplicaciones. Uno de los ingenieros reconoce -como en todas las empresas- que conocer a alguien que te pueda recomendar es un plus. La mitad de los aspirantes suelen quedarse fuera tras esta primera toma de contacto, mientras la otra mitad pasan a la siguiente fase.

Esta fase consiste en más entrevistas, esta vez con encargados o ingenieros del área a la que corresponde el cargo, en este caso más técnicas y que pueden incluir la realización de pruebas o tests para comprobar los conocimientos del aspirante. En caso de salir airoso de esta fase, la siguiente es quizá la más complicada.

$!Elon Musk, consejero delegado de Tesla

Esta tercera fase normalmente consiste en una presentación corta de un proyecto previo del aspirante, seguido de una tanda de preguntas sobre el mismo. Entre cuatro y seis ingenieros de la marca evaluarán al candidato y podrán hacerle preguntas por tandas que pueden alargarse más de media hora, haciendo que esta sesión pueda incluso alargarse hasta las seis horas. En esta fase se evalúan, además de las capacidades del interesado, algunos comportamientos inapropiados como el uso de información confidencial o detalles inapropiados sobre el proyecto presentado. Una vez acabada la entrevista, los ingenieros dan una valoración del 1 al 4 al candidato. Si uno solo de los trabajadores de Tesla da un 1 a un candidato y da una opinión objetiva y clara al respecto, el aspirante está fuera. Para pasar hay que recibir entre un 3 y un 4. De nuevo, apenas la mitad de los que llegan hasta aquí pasan esta fase.

Según el trabajo al que aspiran los ingenieros, a veces ya reciben una oferta de trabajo tras superar esta última entrevista, pero para los cargos de más responsabilidad todavía queda otro paso, otra entrevista, en este caso con un director o ejecutivo de la firma. Algunos pueden llegar a tener que escribir una carta, que puede llegar incluso a Elon Musk, argumentando tres razones por las cuales serían la mejor opción para Tesla.

Con todo, el proceso puede durar más de seis meses, con muchos quedándose por el camino porque lo abandonan durante este tiempo o encuentran otro trabajo.