Singer: ¿Todavía no conces al preparador de Porsche más viral?

Con 1,1 millones de seguidores en Instagram, el preparador Singer Vehicle Design nos deleita con cada una de sus piezas.

A día de hoy, es complicado encontrar un petrolhead que no conozca las creaciones de Singer. Si eres uno de esos despistados, entenderás el porqué en cuestión de minutos y de algún que otro post de Instagram. Excelencia, precisión, belleza y perfección son solo algunos de los adjetivos que el mundo del automóvil ha adjudicado a las preparaciones de Singer Vehicle Design, encargado de plasmar su filosofía en cada Porsche 911 que pasa por su taller para ser restaurado.

El primer modelo que pasó por las manos de Rob Dickinson, hace ya 12 años, fue un Porsche 964. El proyecto Classic se encargó de reimaginar los 911 hasta 2022, cuando se dejaron de aceptar pedidos de esta generación para poner en marcha el Singer Porsche 911 Turbo Study. Esta nueva era cuenta con más de 200 unidades en cola de espera y tardan cuatro años en salir de su fábrica, situada ahora en Torrance (California). Y además, tienen sus propios relojes.

Cada una de sus piezas es única y se trabaja a conciencia en el apartado mecánico, aerodinámico y de diseño. Pese a su base clásica de estilo neotretro, Singer se encarga de incorporar las últimas tecnologías a modelos basados en el 964, del que han salido 450 unidades de su taller antes de cerrar la serie Classic con la intención de mantener el valor de los automóviles modificados.

Como todavía hay clientes esperando sus creaciones, el Instagram de Singer Vehicle Design publica sus últimas entregas. Como este Targa comisión Madison, pintado en Perfect Blue con franjas difuminadas claras y letras Singer Racing Orange, una combinación que se repite en el interior dándole un aspecto único.

Es más, con motivo de su nuevo proyecto, Singer ofrece que los propietarios del Porsche 911 964 puedan incorporar turbocompresor en la restauración del Estudio Turbo. La era del Turbo se hizo pública en julio de 2023 y estas fueron las dos primeras unidades en salir a la luz.

Hasta ese momento, el motor 4.0 bóxer llegaba desde la propia Porsche según las especificaciones que demandaba Singer. Con las variantes turboalimentadas han ido un paso más allá y su primer modelo fue un Turbo 964 Cabriolet, en honor al primer Sport 356/1 conocido como Number 1. Desde entonces, las modificaciones no han dejado de copar las redes sociales y vamos a repasar algunas de las más icónicas.

Instagram

El propietario de este Porsche 911 reinventado por Singer se ha centrado en tener un coche para carretera y la pista. De ahí el alerón trasero y splitter delantero más grande (extraíbles), que permiten una mayor carga aerodinámica. Sus diseñadores se inspiraron en los 934/5 de carreras de finales de 1970.

Su último paseo fue en navidades, con imágenes como esta:

Y no han tardado en lanzar su próxima propuesta de la mano de un propietario muy exclusivo. Solo se fabricaron 10 unidades de este modelo, que llevó a la victoria en 6 de las 8 rondas de la serie SCCA Trans-American, e inspirarse en ese hito no podía quedar mejor. La zaga, sin duda, es su mejor baza, con el alerón del Porsche 934.5 de 1977.

Y para terminar, Singer ha publicado una de sus últimas creaciones Singer - Turbo Study de viaje, desde Reino Unido hasta Italia, pasando por Francia. Un viaje de más de 6.000 kilómetros que sirvió para demostrar la fiabilidad de sus preparaciones, ideadas por equipos de Ingeniería y Desarrollo que puedes observar en este vídeo: