Los grandes planes eléctricos de Audi cuando remita la crisis de los chips

El plan de producto de Audi prevé el lanzamiento de 20 coches, entre eléctricos y de combustión, hasta 2025 y de 20 vehículos 100% eléctricos entre 2023 y 2027.

La crisis de los chips es, sin duda, el gran reto del sector del automóvil en la actualidad. ¿Y la electrificación? Pensarán algunos. También, pero sin chips no hay coches eléctricos. Las fechas en las que se debería estabilizar la situación varían según cada fabricante, pero hay un consenso generalizado de que el final de la crisis se dará entre 2023 y 2024. Así lo creen Audi y el Grupo Volkswagen, que esperan solventar este problema para garantizar su ofensiva eléctrica.

Y es que el consorcio alemán es una de las compañías más ambiciosas en cuanto a su electrificación, que, como adelantó Neomotor, usará además para dar un giro de timón a su estrategia enfocándose en la rentabilidad y recortando drásticamente su oferta para centrarse en los modelos que den más beneficio por unidad y por los eléctricos. Hasta el 60% de los modelos de combustión del grupo morirán esta década. Dentro de esta estrategia, Audi será clave porque es la compañía más rentable de la compañía y no solo no quiere dejar de serlo tras electrificarse, sino que quiere mejorar sus márgenes.

20 nuevos Audi eléctricos entre 2023 y 2027

Según lo confirmado por Oliver Hoffmann, jefe de desarrollo técnico de Audi AG, en rueda de prensa, Audi pretende dar un impulso a su gama con 20 nuevos vehículos desde ahora hasta 2025, mezclando modelos de combustión como electrificados, y con 20 nuevos vehículos 100% eléctricos entre 2023 y 2027. Hoffmann no detalló cuántos de estos eléctricos serán vehículos totalmente nuevos, versiones de otros coches o deportivos de la serie RS. Cabe recordar que Audi solo producirá eléctricos en 2033.

Lo que sí concretó el directivo alemán son las plataformas que servirán de base para estos coches. Para los de combustión, Audi utilizará la PPC, sustituyendo la MLB de las berlinas actuales desde el A4 al A8 y los SUV desde el Q5 al Q8. Para los eléctricos la elección estaba cantada, la PPE, creada junto a Porsche específicamente para coches eléctricos premium y que la marca estrenó con los prototipos A6 e-tron Concept y el A6 Avant Concept.

El Grupo Volkswagen se encuentra inmerso en su electrificación total, con todas las marcas trabajando en sus futuros coches eléctricos. La marca Volkswagen cuenta ya con varios modelos de este tipo, la familia ID., con el ID. 3, el ID. 4, el ID. 5 y el ID. Buzz y llegarán más, como un coche urbano eléctrico, que también lanzarán Skoda y Cupra, y que se producirá en la planta de Seat en Martorell. Audi, por su parte, ofrece la familia e-tron, con el SUV del mismo nombre, su versión cupé, el Q4 e-tron y el gran turismo e-tron GT, mientras Skoda de momento ha lanzado el Enyaq iV y su variante cupé y Porsche ya vende más unidades del eléctrico Taycan que del 911. Para 2028 serán 70 coches eléctricos los que venderá el grupo entre todas sus marcas con la esperanza de matricular más de dos millones de unidades anuales la próxima década.