{ "client":"googima", "schedule": [ { "offset": "pre", "tag": "https://pubads.g.doubleclick.net/gampad/ads?sz=640x360|640x480|480x360|480x361&iu=/138855687/nacional-[adunit-video]&ciu_szs=1x1,728x90,970x90,980x90,970x250,980x250,620x72,300x250,300x600,980x45,320x50,320x100&impl=s&cust_params=p%3Dcpm_preroll%26[custom_params]&gdfp_req=1&env=vp&ad_rule=0&output=vast&vpos=preroll&unviewed_position_start=1&url=[url]&description_url=[url-video]&gdpr=__gdpr__&gdpr_consent=__gdpr_consent__&correlator=__random-number__", "type": "linear" }, { "offset": "post", "tag": "https://pubads.g.doubleclick.net/gampad/ads?sz=640x360|640x480|480x360|480x361&iu=/138855687/nacional-[adunit-video]&ciu_szs=1x1,728x90,970x90,980x90,970x250,980x250,620x72,300x250,300x600,980x45,320x50,320x100&impl=s&cust_params=p%3Dcpm_preroll%26[custom_params]&gdfp_req=1&env=vp&ad_rule=0&output=vast&vpos=postroll&unviewed_position_start=1&url=[url]&description_url=[url-video]&gdpr=__gdpr__&gdpr_consent=__gdpr_consent__&correlator=__random-number__", "type": "linear" } ], "skipmessage": "Saltar anuncio en 10 segundos", "skipoffset": 10, "vpaidcontrols": false, "vpaidmode": "insecure" }

BMW iX: un SUV con más tecnología que tu casa

El iX es el buque insignia de la BMW electrificada y altamente tecnológica

En el sector del automóvil hablamos de algunos lanzamientos como “buque insignia”. Estos modelos son los más trabajados por la marca, en el ámbito del diseño, prestaciones y equipamiento. Son necesarios más allá de sus ventas, que suelen ser pocas, como el ejemplo palpable de lo que son capaces de crear en sus departamentos de propulsión, conectividad y seguridad. El BMW iX es ese tipo de vehículo para la nueva era electrificada de la firma bávara, como el primer todocamino en desarrollarse como un modelo 100% eléctrico desde sus inicios seguido del BMW i4. En este artículo repasaremos algunos de los gadgets que lo convierten en una auténtica obra de arte de la tecnología.

El diseño vanguardista del iX no pasó inadvertido | Foto: Neomotor
Que su tren trasero sea 100% eléctrico es una decisión que no sorprende, ni mucho menos. La transición de los bávaros es clara y pionera, empezando por el urbanita BMW i3 lanzado en 2013. Si ese coche, de tamaño compacto, cumple con las necesidades de los trayectos habituales, el BMW iX es todo lo contrario. En este caso estamos con un BMW iX en su versión xDrive50, lo que por ahora es el tope de gama hasta la llegada del M60 con hasta 619 CV de potencia. Aprovecharemos su arsenal para explicaros, mediante capítulos, las claves del BMW iX.

Deberemos conformarnos, entonces, con 530 CV y una autonomía de 630 kilómetros homologada en ciclo WLTP. Y esa es una de las primeras realidades que nos encontramos con este gran todocamino que no solo se ve grande, lo es, y acarrea sus problemas una vez nos ponemos en marcha. Su tamaño, y peso, lo expulsan de las metrópolis de tráfico intenso y calles pequeñas pero lo convierten en un auténtico avión para las vías rápidas. Eso sí, con un confort de marcha e insonorización tal que, dudosamente, llegarás a los más de 570 kilómetros de rango de autonomía.

1. Su tamaño

BMW ix
El BMW iX no solo parece grande, lo es. | Foto: Neomotor
Sobre su estética no haremos más. El iX no es una novedad así que solo recordaremos su inspiración en el prototipo iNEXT, la hoja de ruta que marcará el lenguaje de diseño de los modelos 0 emisiones de la firma. Para simplificar la gama, al BMW iX podrás añadirle el paquete decorativo Sport, Executive e Innovation, con guiños estéticos específicos y llantas que van de las 20 a las 22 pulgadas. Destacar los grupos ópticos LED de serie, opcionalmente con tecnología láser matricial y que los atributos aerodinámicos han conseguido firmar un coeficiente de 0,25 Cx, mejor que el de su competencia directa.

El BMW iX mide 4,95 metros de largo por 1,97 m de ancho y 1,69 m de alto, con una distancia entre ejes de 3,00 metros. Son casi 5 metros de todocamino que no es fácil mover entre el tráfico urbano, sobre todo por su amplitud y la impresión que genera ir al volante. Supone equipararlo a un BMW X5 pero la habitabilidad interior es superior en este eléctrico.

El único pero frente al X5 de combustión es que este iX tiene 500 litros de maletero con los asientos traseros utilizables. Parece un pequeño pero teniendo en cuenta que hasta quepo yo sin problema y hasta podría acampar aquí dentro si reclinamos la banqueta trasera, consiguiendo 1.750 litros de capacidad. Pero como en un coche no se puede viajar en el maletero pasaremos a las plazas traseras.

El acceso es algo alto pero las puertas son grandes y se abren sin miedo. En el interior, sentados en la segunda fila podrán viajar personas de 1,90 sin problema. Con el asiento está colocado en la posición natural de un conductor de 1,80 metros, y mis 1,60 metros de altura, la sensación de espacio es sensacional, tanto para las piernas como de distancia hasta el techo. Pocas veces entras en un eléctrico que no te obliga a doblar las rodillas por la posición elevada del piso, al tener las baterías colocadas bajo la plataforma.

En resumen. Podrían viajar perfectamente tres adultos, incluso con esos 1,90 metros de alto y aprovechar los gadgets instalados para la zona posterior como son la climatización y los puertos USB-C para mantener enchufados su teléfono o dispositivos.

2. Tecnología

BMW ix
Del arsenal tecnológico del iX destacan las dos pantallas curvas y flotantes | Foto: BMW
La conectividad es algo en lo que se ha trabajado profundamente en el nuevo BMW iX y no es para menos. A través de sus enormes pantallas curvas de 12,3 pulgadas, en el caso de la instrumentación, y 14,9 pulgadas (central) podrás acceder a uno de los sistemas de infoentretenimiento más ágil, intuitivo y cómodo que he probado últimamente.

Su sistema ID8 estrena la última generación de comprensión de lenguaje natural y el 5G mejora notablemente la calidad de los mapas, así como su actualización casi semanal y avisos en tiempo real del tráfico.

No le falta compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto con el servicio de Alexa integrado y Head Up Display disponible con el paquete Innovation de 4.700 euros. Un extra que también añade el Parking Assistant Plus con cámaras 360 grados y los grupos ópticos con tecnología Láser.

Todos sabemos que en BMW los extras son infinitos. Sin embargo, y para facilitar la producción y entrega de estos iX, la firma bávara ha decidido apostar por paquetes de mucho equipamiento y poco margen a la personalización. Por ejemplo, esta botonería en cristal firmado por Swarovski llega con el paquete Exclusive de 5.350 euros. También incluye el techo panorámico con sistema de oscurecimiento electrocromático que modifica la transparencia mediante corriente eléctrica.

3. Calidad

BMW ix
El modelo probado contaba con el paquete Exclusive con piedras Swarovski | Foto: BMW
Esa reducción en las opciones de personalización no significa renuncia a la calidad, ni de lejos. BMW pondrá a disposición del cliente del iX los acabados Atelier, Loft y Suite. Las diferencias entre estos residen en los materiales utilizados pero todos ellos llegan equipados con los sistemas de confort tope de gama, que serán activables al comprarlos durante la configuración. Lo que sí deberás elegir, por ejemplo son los tejidos, que puede ser artificial (Atelier) o microfibra (Loft).

Pero todos los asientos delanteros pueden ser ventilados, calefactados y tener función de masaje. ¿Lo más sorprendente? Los altavoces integrados en caso de elegir el sistema de audio de Bowers & Wilkins, superior al Harman Kardon de 18 altavoces que ya me parece una barbaridad. El oído es uno de los sentidos más trabajados por la firma, especialmente en sus modelos eléctricos. Como curiosidad este modelo incorpora sonidos de arranque y propulsión creados por Hans Zimmer, así que nos ponemos en marcha.

4. Conducción y autonomía

BMW ix
Del iX destacaría el confort de marcha, su calidad de rodadura y potencia | Foto: Neomotor
El modelo probado es el xDrive50, que distribuye 190 kW en el eje trasero y 230 kW en el delantero. El coche priorizará el motor trasero hasta que la electrónica detecte falta de tracción o una mayor petición de empuje. De este modo pueden alcanzar 523 CV para firmar una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos que, más allá del dato, es significativo por el empuje que sientes para salir de cualquier semáforo o realizar un adelantamiento seguro.

Lo realmente sorprendente de todo esto es que un motor eléctrico pueda cargar tan fácilmente con 2.585 kilogramos de peso. Son casi 3 toneladas que se mueven, en línea recta, con una velocidad pasmosa y, lógicamente, luego hay que frenar dicha mole. No nos vamos a esconder, este no es un coche para irnos de tramo de curvas pese a que su autonomía sí invite a usarlo para viajar.

Le han calzado discos ventilados delante de 348 mm y 345 mm atrás, que se ven además ayudados por la frenada regenerativa que puedes modificar e incluso dejar en modo automático para que actúe en función de la navegación y el tráfico que nos acompañe. Sin embargo, no acaba de sentirse estable en momentos de frenada urgente y su eficacia se ve claramente mermada por el peso del coche.

Todo esto nos hace catalogarlo como un coche “comekilómetros” de confort exquisito. Conducir un eléctrico a velocidades considerables es como ir flotando sobre el asfalto, con el único ruido de rodadura del neumático y poco más. La insonorización del habitáculo de este iX es de notable y los gadgets de los distintos paquetes hacen el resto para que te sientas como en la zona VIP de un avión. Todo ello acaba dando como resultado una media 18,7 kW/100km de consumo, así que necesitarás pasar por un cargador más de lo esperado.

5. Batería y tiempo de carga

BMW iX cargando
La autonomía homologada es misión imposible, como cargar a 200 kW de manera habitual.
El xDrive50 instala la batería grande de 105,2 kWh, que se puede cargar a un máximo de 200 kW. Los tiempos de carga para esa potencia son de 39 minutos del 0 al 80% pero en un cargador de 11 kW, el más habitual, se dispara a 10,75 horas de espera.

El sistema ID8 incorpora un sistema de gestión térmica predictiva de las baterías. Si indicas en el navegador la llegada a un punto de carga rápido, preparará térmicamente la batería para que el inicio sea más rápido y su salud no se vea afectada.

6. Seguridad

Con el iX, BMW ha dado el 'Do de pecho' e incluye los últimos avances en seguridad | Foto: Neomotor
No podríamos hablar del buque insignia de BMW sin hacerlo de los últimos sistemas de ayuda a la conducción y seguridad, los ADAS. Entre los más destacables encontramos un sistema de frenada de emergencia en ciudad capaz de detectar imprevistos al girar a izquierda y derecha, un control de crucero que puede tomar el control de la conducción y el Park Assistant que recuerda hasta 10 maniobras para sacar el coche de donde lo hayamos aparcado.

Las ayudas a la conducción están en boca de todo el sector por los cambios legislativos en la Unión Europea. A partir de julio entra en vigor la obligatoriedad de incorporar 8 ADAS en todos los turismos y furgonetas ligeras lanzadas a partir de este verano: aviso por cambio involuntario de carril, asistente de velocidad inteligente con reconocimiento de señales de tráfico, aviso de frenada de emergencia, detector de fatiga, cámara trasera con alerta de tráfico cruzado, aviso de cinturón de seguridad para plazas traseras, la polémica caja negra y el alcoholímetro.