Dacia sigue pescando en río revuelto

La crisis sanitaria, económica, tecnológica y energética impulsa las ventas de Dacia en Europa

De Dacia siempre se ha dicho que es el coche anticrisis por su bajo coste. Y no hay más que ver los resultados de ventas de la marca ‘low cost’ en Europa para darse cuenta de que este apodo es una realidad. El coronavirus, la falta de microchips y la guerra están agravando una crisis económica ya casi perenne en el viejo continente, y de esa situación está sacando partido Dacia con sus coches accesibles.

En el primer semestre de 2002, Dacia matriculó en Europa 277.885 coches, lo que supuso un incremento de sus ventas de nada menos que un 5,9% con respecto al primer semestre de 2021. Esto le ha permitido aumentar su cuota de mercado en 0,8 puntos, hasta el 3,9%, en un mercado que ha bajado un 14,6%. Es la única marca europea que crece entre las 20 firmas más grandes en el ámbito de turismos y comerciales ligeros de Europa, y se sitúa definitivamente como la tercera marca más vendida en el viejo continente entre los clientes particulares.

El interior del Dacia Duster | Foto: Dacia
Dacia está en el podio de turismos en Francia (2º), Rumanía (1º), Italia (3º), Portugal (1º), Polonia (3º), Croacia (3º), República Checa (3º) y en Hungría (3º). La marca se ha quedado a un paso del podio en España (4º) y Bélgica (4º). En Alemania, en comparación con el primer semestre de 2021, la marca gana cuatro posiciones (9º) y registra el segundo mayor crecimiento en el mercado de turismos a particulares.

Uno de los secretos del éxito de Dacia es que los bajos costes de sus vehículos no están reñidos con la fiabilidad. Así lo entiende el 64% de sus clientes, que según las estadísticas volverían a comprar un Dacia por la satisfacción con el producto, mientras que esta cifra sube al 76% en el caso de compradores de otras y que estarían dispuestos a pasarse a la ‘low cost’. No es de extrañar por tanto que en este momento la demanda supere a las entregas de la marca rumana.

Dacia Sandero | Foto: Dacia
El Sandero sigue siendo el ‘ best seller’ de Dacia con 112.000 unidades matriculadas en el primer semestre de 2022 en Europa, lo que supone un +1,8% frente al primer semestre de 2021. El Duster registró hasta junio 99.000 unidades, con un +5,5% frente al primer semestre de 2021. También crecieron los dos nuevos modelos: Spring con 20.000 unidades y Jogger con 21.700 unidades. El Spring, el vehículo urbano 100% eléctrico, sigue democratizando la movilidad eléctrica, con una media de más de 5.000 pedidos al mes en este primer semestre.

“Las versiones eléctricas y de GLP ECO-G representan casi la mitad de los pedidos de los clientes en el primer semestre de 2022, lo que refleja el compromiso de Dacia con un enfoque más racional del consumo del automóvil", dijo Xavier Martinet, Director Marketing Ventas & Operaciones Dacia.

El coche anticrisis en una crisis eterna, es simplemente ‘el coche’.