Déjate llevar por DS

Los DS cuentan con el avanzado sistema de conducción semiautónoma de nivel 2 DS Drive Assist

A la espera de futuros niveles de conducción autónoma que permitan desentendernos por completo de la conducción, tenemos a nuestro alcance avanzados sistemas como el DS Drive Assist, que lleva a su extremo máximo el nivel 2 admitido por la ley, para hacer más seguro y placentero el viaje en coche.

Cualquier modelo de la firma DS con cambio automático cuenta con esta tecnología, que a través de cámaras, radares y sensores, es capaz de controlar la velocidad y la dirección del coche, aunque eso sí, siempre bajo la supervisión el conductor y con las manos en el volante.

Conducción Autónoma en el nuevo DS 7
Conducción Autónoma en el nuevo DS 7
El r egulador de velocidad adaptativo con función Stop & Go con el que cuenta el sistema DS Drive Assit, permite gestionar tanto la velocidad del coche como su distancia respecto a los vehículos que le preceden. Sin intervención del conductor, el vehículo es capaz de acelerar, frenar, e incluso detenerse en un atasco y luego reemprender la marcha, manteniendo siempre una distancia segura con respecto al coche de delante.

Además, una cámara reconoce las líneas continuas y discontinuas del suelo, para mantener al coche perfectamente situado en el centro del carril de cualquier vía rápida. Si es necesario ir hacia el lado derecho para dar más espacio a los vehículos que están adelantando, el sistema Lane Possition Assit entra en acción y mantiene el automóvil en esa zona de la calzada. Para retomar el control de la dirección, basta con anular la corrección sujetando firmemente el volante. La modificación también se interrumpe si se activan los intermitentes. Este sistema está disponible desde los 30 Km/h y se mantiene operativo hasta los 180 Km/h.

DS 9
Para hacer más segura y fiable la función del DS Drive Assit, éste cuenta con el sistema de visión nocturna DS Night Vision. Una cámara de infrarrojos detecta peatones, ciclistas y animales en la calzada alcanzando una cobertura de hasta 100 metros. La escena de infrarrojos se visualiza en la instrumentación digital señalando los posibles peligros en recuadros amarillos que se transforman en rojos cuando los elementos detectados se acercan al coche. En ese momento, el sistema está listo para reaccionar de forma autónoma con el fin de evitar los obstáculos. A su vez, esta tecnología se combina con los faros DS Active LED Vision, que adaptan la anchura y el alcance del haz de luz a las condiciones de conducción y a la velocidad del coche.

Otra tecnología indispensable para evitar posibles accidentes en carretera es el DS Driver Attention Monitoring. Gracias a una cámara y a un sistema de infrarrojos específico, situados en la parte superior del volante y del parabrisas, se monitorizan continuamente tanto los ojos como la posición del rostro del conductor para detectar fatiga o distracciones. El sistema funciona incluso cuando el conductor utiliza gafas de sol.