Lancia resucita en la era de la movilidad eléctrica

La marca italiana estrenará imagen, con un nuevo logo, y define un nuevo diseño para sus tres modelos que llegarán entre 2024 y 2028

Cuando uno quiere cambiar las cosas, o se pone en serio o se queda en tierra de nadie. Eso es lo que se propone Lancia, ponerse en serio. La marca italiana del grupo Stellantis tiene ante sí el reto de resucitar después de que casi la enterraran hace unos años. La necesidad de contar con una gama Premium en el grupo ha llevado a Stellantis a sumar esfuerzos con Alfa Romeo, DS y ahora, con Lancia, para crear una oferta sólida en un segmento que debe estar marcado por la rentabilidad. Eso sí, Lancia emplea la palabra ‘renacimiento’ en lugar de ‘resurrección’ con la necesidad de transmitir la idea de que realmente ´”nunca estuvimos muertos”.

Todo parte de un papel en blanco. Lancia entra en una nueva historia y para eso estrena logo corporativo, estrena línea de diseño y estrenará tres nuevos modelos que llegarán entre 2024 y 2028. Uno de ellos será, según cuentan fuentes cercanas a la marca, el nuevo Ypsilon que se fabricará sobre la plataforma del nuevo Peugeot 208, será 100% eléctrico y se fabricará en la planta de Stellantis en Figueruelas (Zaragoza).

$!La nueva era de Lancia

La nueva era de Lancia se oficializó esta semana en el Castillo de Venaria, en Italia de la mano de su director general, Luca Napolitano, que aprovechó para lanzar un mensaje de resurrección a través del arte. «Como anticipo del nuevo Ypsilon, el primer vehículo de la nueva Lancia, presentamos Lancia Pu+Ra Zero, una escultura, un manifiesto tridimensional que inspira los vehículos que se lanzarán entre 2024 y 2028”, comentó. La imagen puede que no recuerde precisamente a un coche, pero se adivinan unas líneas muy fluidas y espaciales que convertirán al Ypsilon en el primer punto de partida hacia una nueva propuesta de diseño y prestaciones.

El concepto Pu+Ra Zero transmite, según Lancia, las formas del Aurelia y del Flaminia, “combinadas con las expresiones más modernas de radicalidad y sencillez, inspiradas en el lenguaje del mobiliario, la arquitectura y la moda, así como en la historia deportiva de la marca, encarnada en los famosos Stratos y Delta. Los rasgos frontales de Lancia Pu+Ra Zero son una reinterpretación de la histórica parrilla de Lancia, el «calice», ahora proyectada, segúna afirman, hacia el futuro a través de tres rayos de luz.

$!Lancia Pu+Ra Zero

Lancia Pu+Ra Zero ofrece líneas suaves y fluidas que recuerdan, efectivamente, al diseño de Aurelia B20 y Flaminia, con un techo circular que inunda de luz el interior. En la parte posterior destacan las luces traseras redondas. Recuerdan mucho a las del Stratos y se utilizarán en el nuevo Ypsilon con las nuevas letras de Lancia situadas entre los faros.

Con esta propuesta, “los volúmenes de los nuevos vehículos se crean mediante capas sucesivas, añadiendo e intersecando formas elementales e icónicas, como el círculo, el rectángulo y el triángulo, y combinándolas con detalles eclécticos”, explican. Aunque el rizo llega con la idea de que “el resultado es un lenguaje global que no es típicamente automovilístico”. Veremos cómo se aterriza eso en el nuevo Ypsilon.

Nuevo logotipo

Junto a esta silueta tridimensional, Lancia mostró su imagen de marca. Un logo con tintes históricos que busca reposicionar al fabricante italiano entre la élite del segmento Premium. Lancia lleva en sus espaldas 116 años de historia, y desde su nacimiento ha tenido siete logotipos distintos, buscando elegancia y sofisticación. El nuevo logotipo recoge el símbolo de la nueva era de Lancia con su entrada en la movilidad eléctrica. Este nuevo logo aparecerá en el nuevo Ypsilon, en el nuevo buque insignia y en el nuevo Delta.

$!Nuevo logo de Lancia.

Inspirado principalmente en el logotipo de 1957, que se introdujo por primera vez en el Lancia Flaminia, el nuevo logotipo ofrece sencillez y pureza gráfica. Realizado en aluminio el nuevo logotipo está «envuelto en luz», como apunta Napolitano, y es el resultado de tecnologías utilizadas en la industria del automóvil, y no solo, como demuestra el cepillado circular típico de la esfera del reloj. Retoma todos los elementos distintivos del logotipo histórico, la rueda, la bandera, el escudo, la lanza y las letras, reinterpretados para hacerlos modernos y proyectarlos hacia el futuro.