MG ya acumula 500 reservas del compacto eléctrico MG4

El precio final del vehículo no ha sido todavía anunciado pero MG promete que su versión más asequible estará por debajo de los 30.000 euros.

El MG4 era la pieza que le faltaba a MG, ahora bajo el mando del grupo chino SAIC, para competir en Europa tras la llegada de varios coches como los híbridos enchufables EHS y ZS o los eléctricos Marvel R, ZS EV y MG5. Cuatro SUV y una berlina que atacan, con su precio competitivo, a rivales directos como la gama ID. de Volkswagen. Sin embargo, en Europa también se venden muchos coches compactos y el MG4 llega con la intención de disparar las ventas de la marca.

Y no va por el mal camino, ya que la marca ha confirmado que ya suma más de 500 reservas de este compacto eléctrico de 4,29 metros, cuyas primeras entregas están previstas para finales de este año. Los clientes que cuentan con una reserva podrán beneficiarse de un paquete de lanzamiento con ventajas valoradas en 1.000 euros, entre ellas 350 euros de recarga a gastar durante el primer año de propiedad, un programa de mantenimiento gratuito durante tres años o 72.000 kilómetros en la red oficial de MG o una toma de carga de Tipo 2, que posibilita la carga del 5% al 80% en apenas 35 minutos.

MG4, un compacto para dominar Europa

El MG4 es un coche 100% eléctrico basado sobre la plataforma MSP de la marca, un vehículo que destaca por diseño deportivo y atrevido con muchos rasgos vistos antes en el prototipo MG Maze, presentado en 2021. Del concepto toma una forma muy afilada y aerodinámica que arranca en un frontal con mucho carácter gracias a las formas de su paragolpes, las entradas de aire y las líneas de carácter en el capó. Sus grupos ópticos serán de tecnología LED tanto en el frontal como en la zaga. A partir del frontal, sus líneas fluyen hasta la zaga, que culmina con un doble alerón y con unos faros en forma de ‘Y’ horizontal solo divididas por el logotipo MG.

Interior del MG4 | MG Motor
Interior del MG4 | MG Motor
En el interior impera el minimalismo gracias a un diseño limpio y tecnológico en el que solo destacan su gran pantalla central flotante -desde la que se controlan casi todos los sistemas y funciones del coche- y un cuadro de instrumentos digital tras el volante. Su sistema operativo será compatible con los teléfonos móviles más habituales y podrá recibir actualizaciones inalámbricas.

En cuanto su mecánica, estará disponible con un motor de 204 CV y una batería de 64 kWh o con un motor de 170 CV y una batería de 51 kWh de capacidad. Para la primera versión, su autonomía máxima será de 450 kilómetros, cifra que se reducirá hasta los 350 kilómetros en para la batería más pequeña. En cuanto a su precio, pese a que todavía se desconoce, MG promete un precio por debajo de los 30.000 euros en la versión más asequible.