Mini Countryman John Cooper Works: la versión más deportiva

La generación más deportiva del Mini Countryman despierta emociones con su versión más extrema

Hay apellidos que a lo largo de la historia dejan un legado inolvidable, y el protagonista del día de hoy es uno de ellos. Y es que el Mini Countryman John Cooper Works (JCW para los amigos) es uno de ellos. En un mundo en el que la electrificación gana cada día más terreno, modelos como este hacen que todavía sea más divertido conducir un vehículo de combustión.

El nuevo Mini Countryman JCW es uno de esos vehículos que enamora a simple vista. Su estética perdura en el tiempo, y es muy fácil darse cuenta que estamos ante uno de los británicos más famosos del mundo. En esta nueva generación, se incorpora un logo rediseñado con tres colores, rojo, negro y blanco, que lo podemos ver grabado en el pilar C y en el techo. Destacan también los faros led que incorporan unas barra horizontales con la firma JWC, incluyendo una nueva parrilla, con un diseño octogonal en negro brillante.

En lo que a llantas se refiere, el nuevo Mini Countryman John Cooper Works nos permite elegir entre las diecinueve y las veinte pulgadas. Ambas con un diseño nuevo totalmente renovado. Además se incluyen elementos aerodinámicos nuevos como unos reflectores verticales en la parte delantera.

$!Mini Countryman John Cooper Works
$!Mini Countryman John Cooper Works

El interior destila el ADN de Mini por los cuatro costados. Una sensación difícil de explicar, y que solamente se da en vehículos como el Countryman. No cabe duda de que lo más llamativo es la pantalla redonda OLED que se presenta en el centro de la consola y que cuenta con todas las funciones necesarias y, además, con una gran resolución. Destacar lo intuitivo de la navegación, que nos permite anticiparnos a las maniobras a realizar, añadiendo una función 3D en el Head Display que hace muy difícil equivocarnos a la hora de hacer un giro.

$!El interior del Mini Countryman John Cooper Works

Mini no se olvida de aquellos conductores que se resisten a dar el salto a las nuevas tecnologías, y por ello mantiene algunos botones físicos para no renunciar a lo clásico. Y si lo que queremos es comodidad, el asistente de voz nos permite acceder a varias funciones como pueden ser la navegación, el teléfono o el audio. Uno de los aspectos que diferencia el interior de este Mini Countryman JCW es el salpicadero con un tejido bicolor que combina el rojo y negro, fabricado siempre con materiales ecológicos.

El maletero nos ofrece una capacidad de 460 litros con todos los asientos en su posición normal, pero si abatimos cuatro de ellos (evidentemente no lo podemos hacer con el asiento del conductor), pasamos a contar con una capacidad de 1.450 litros, que no está nada mal.

$!Mini Countryman John Cooper Works

En lo que a dimensiones se refiere, hablamos de un vehículo de 4,44 metros de largo, 1,84 de ancho y 1,64 de alto, con un peso de 1735 kilos. Evidentemente lo mejor está bajo el capó pues cuenta con un motor de gasolina de 2.0 litros turboalimentado de cuatro cilindros que no cuenta con electrificación alguna, por lo que tiene la etiqueta “C” de la DGT. En lo que a potencia se refiere, hablamos de 300 CV con 400 Nm de par motor, siempre acompañado de tracción total “All4”. En salida es rápido, con un crono de 5,4 segundos para ponerse de cero a cien kilómetros por hora. Podemos alcanzar una velocidad máxima de 250 Km/h, velocidad limitada electrónicamente.

$!Mini Countryman John Cooper Works

Que Mini es una marca diferente a todas se nota hasta en los conocidos como “Modos de conducción”, que para ellos son “Modes Experience”. Y es que este vehículo cuenta con hasta ocho experiencias diferentes de conducción. Cada una de ellas nos ofrece diferentes ajustes en función de la experiencia elegida, que incluye también un grafismo diferente en la pantalla central.

Evidentemente, en un modelo como este no podía faltar la experiencia Go Kart, que es la experiencia más deportiva. Y sabemos que la estamos disfrutando porque independientemente de los ajustes, potencia, etc, porque el propio sistema del vehículo lo recibe con un “uju”, celebrando que estamos ante la experiencia más pasional.

$!Mini Countryman John Cooper Works
$!Mini Countryman John Cooper Works

Y es que es evidente que este Mini Countryman John Cooper Works es un vehículo para disfrutar en la carretera. Su paso por curva es firme y no te sorprende con balanceos de la carrocería. Ese punto de firmeza favorece la estabilidad que no resulta incómoda, y eso se agradece. La prueba realizada por las carreteras del sur del Portugal nos dejó ganas de más. Lógicamente los consumos obtenidos no son demasiado fiables, ya que fue un trayecto muy corto, y si sumamos las buenas sensaciones, de ahí que tengamos ganas de más.

Viene equipado con un sinfín de ayudas a la conducción, incorporando doce sensores ultrasónicos y cuatro cámaras de visión envolvente. Incorpora un nivel dos de conducción autónoma, y para los más atrevidos, nos permite quitar las manos del volante si rodamos a menos sesenta kilómetros por hora, siempre y cuando estemos en condiciones de reaccionar con la máxima rapidez en caso de necesitarlo.

En lo que a precios se refiere, este Mini Countryman John Cooper Works cuenta con un precio de partida de 59.400 euros, y ya se encuentra a la venta en los concesionarios de Mini del territorio nacional.