Seat finalmente no producirá el coche eléctrico urbano de Skoda

El Grupo Volkswagen finalmente producirá el urbano eléctrico de Skoda en su fábrica de Mladá Boleslav, República Checa, hecho que tendrá un impacto negativo de entre 80.000 y 90.000 unidades para Seat.

Skoda producirá su coche eléctrico urbano y asequible en Mladá BoleslavRepública Checa. Esto no sería una noticia demasiado llamativa sino fuera porque, originalmente, este vehículo lo iba a producir Seat en Martorell. Según adelanta la Tribuna de Automoción, el Grupo Volkswagen ha reorganizado el reparto de vehículos entre algunas de sus plantas y, mientras la factoría checa gana este vehículo, Seat será compensada con parte de la producción de los SUV compactos eléctricos de Skoda y Volkswagen, que también se fabricación en la planta de Volkswagen Navarra.

Recordemos, Seat está trabajando en una variación de la plataforma MEB para coches eléctricos dedicada a vehículos pequeños, llamada MEB Small. Sobre esta arquitectura, SkodaCupra y Volkswagen lanzarán nuevos vehículos eléctricos que, sobre todo los de Skoda y Volkswagen, apuntan a un precio por debajo de los 25.000 euros. Además de este desarrollo, Seat ganó la adjudicación de su producción en Martorell, mientras que Volkswagen Navarra se iba a encargar de producir nuevos SUV pequeños eléctricos basados también en esta plataforma para las marcas Volkswagen y Skoda.

Martorell producirá SUV eléctricos

Este cambio supondrá un ajuste productivo dentro de la fábrica de  Martorell de entre  80.000 y 90.000  unidades anuales a partir de  2028. Según las primeras informaciones, se transferirán a Martorell, en modo de compensación, entre  40.000 y 50.000 unidades anuales de estos SUV, que empezarán a producirse en  2026. Estas unidades no supondrán un gran perjuicio para la planta navarra, porque serán las que únicamente podría haber producido activando todos los mecanismos de flexibilidad y los turnos de fin de semana. Sin embargo, estas unidades no compensarán, para la fábrica de Seat, toda la producción del modelo de  Skoda que finalmente no fabricará.

Tras estas decisiones, desde Volkswagen Navarra, donde producen el T-Cross, el Taigo y el Polo, alertan de falta de producción a partir de 2026 para mantener la situación actual de la fábrica. Según explica la Tribuna de Automoción, citando fuentes del sector no identificadas, la fábrica no tendrá problemas de producción a partir de esa fecha pero sí una reducción de las necesidades de plantilla a raíz de su electrificación.

Por su parte, desde Martorell trasladan la preocupación a raíz de la falta de actividad una vez termine el ciclo de vida del León y del Cupra Formentor entre 2027 y 2028 y piden al Grupo Volkswagen otra plataforma eléctrica para compensar la pérdida de unidades tras el fin de la producción de los dos modelos antes citados. En cualquier caso, el consorcio alemán no decidirá nuevas adjudicaciones hasta finales del año que viene.