SsangYong Torres: Un auténtico desafío estético y tecnológico

SsangYong presenta sus mejores credenciales con este modelo caracterizado por un transgresor diseño, un avanzado despliegue de tecnología a todos los niveles y un destacado comportamiento todo terreno

SsangYong es una clara muestra porque el segmento del todo terreno tiene un marcado acento coreano. La firma oriental fue una de las primeras en apostar por un concepto como el de los SUV que ahora domina el panorama del automóvil europeo. Una presencia la de SsangYong en nuestro mercado que, después de más de 30 años, se ha convertido en todo un referente. Y con el nuevo Torres han querido corroborarlo.

SsangYong siempre ha contado con una amplia variedad de propuestas off road; desde modelos claramente todo terreno como la primera generación de los Korando, hasta pick up como los Musso Sports, junto a una selección de todo caminos de todos los tamaños o peculiares soluciones familiares como el Rodius.

Cargando reproductor ...

La aparición del Torres viene a consolidar toda una trayectoria dedicada de manera exclusiva al sector de los SUV, con un modelo que rompe con todo lo visto con anterioridad, y que marca las bases de un futuro más que prometedor para la marca.

Con unas dimensiones de 4,70 metros de longitud, por 1,89 metros de anchura y otros 1,71 de altura, el Torres se sitúa entre el súper ventas compacto Korando y el buque insignia (por tamaño) de la gama SsangYong, el Rexton. Un tamaño considerable que le posiciona en un mercado dominado por modelos de firmas premium, frente a los que el Torres cuenta con varios argumentos para hacerles frente sin ningún tipo de complejo.

Para ello este modelo ha sido el encargado de inaugurar la nueva línea de diseño que va a caracterizar a las futuras creaciones de la firma coreana con un resultado más que satisfactorio.

El Torres muestra una imponente imagen caracterizada por los trazos angulosos y contundentes tanto en su vista lateral, con unos marcados pasos de ruedas, como en la trasera en la que destaca el aplique hexagonal central del capó, al más puro estilo todo terreno.

$!SsangYong Torres
$!SsangYong Torres
$!SsangYong Torres
$!SsangYong Torres
$!SsangYong Torres

Pero donde marca la diferencia es en su frontal presidido por una parrilla de seis elementos verticales, con una particular firma lumínica encomendada a unidades de iluminación de LED. Completan la delantera unos sobre dimensionados paragolpes y dos grandes nervaduras a lo largo de los laterales del capó.

Otros detalles estéticos del Torres se centran en la posibilidad de elegir diferentes tipos de llantas de aleación de 17, 18 o 20 pulgadas, los siete colores disponibles o el amplio pilar C que separa la zona del maletero de los ocupantes de las plazas traseras.

En lo que al habitáculo se refiere, el nivel de calidad de los materiales y de acabado es de lo más resaltable. Además, se ha realizado un notable despliegue de digitalización con una pantalla de 4,3 pulgadas para la instrumentación, una principal de 12,3 pulgadas desde donde se manejan la práctica totalidad de funciones del vehículo y una tercera para climatización en la parte inferior de la consola central.

$!SsangYong Torres
$!SsangYong Torres
$!SsangYong Torres
$!SsangYong Torres
$!SsangYong Torres
$!SsangYong Torres

A la espera de la llegada de la versión eléctrica y de otras alternativas, la gama del SsangYong Torres está compuesta por un único motor de gasolina 1.5 GDI Turbo de 163 CV, cuyas versiones 4x2 pueden ir asociadas a un cambio manual o automático e incluso cuentan con variantes de GLP, mientras que las 4x4 siempre se acoplan a una transmisión automática.

Y todo ello, con precios que pueden partir desde los 31.000 euros. Sin duda alguna, una opción a tener muy en cuenta.