Aprende a dominar el hielo en la Volkswagen Ice Driving Experience

Vivimos una experiencia única de conducción sobre hielo con el Golf R, el ID. 3 y el ID.7 a escasos kilómetros del Círculo Polar Ártico

Conducir con nieve, hielo o simplemente con la meteorología en tu contra puede ser muy peligroso si tanto tú como tu vehículo no estáis preparados para condiciones extremas. Pero con el coche, el equipamiento y los conocimientos adecuados, la conducción invernal puede convertirse en toda una experiencia, divertida y segura, incluso en las condiciones más complicadas. ¿Y qué mejor manera de perfeccionar tu técnica al volante mientras te diviertes pilotando coches potentes en un entorno increíble?

En eso se ciñe la Volkswagen Ice Driving Experience en Suecia, una experiencia de conducción única que te permite aprender y practicar las técnicas de conducción sobre hielo con los modelos más potentes de Volkswagen, como el Golf R de 333 CV potencia y tracción total. Un coche que te ofrece mucha adrenalina al volante.

Programa de formación de Volkswagen

La escuela de conducción de Volkswagen nació en 2003 y desde entonces se ha consolidado como una de las más prestigiosas de España, que ha sabido adaptarse e innovar con nuevos cursos y una propuesta cada vez más personalizada y ajustada a las demandas de los usuarios. Actualmente ofrece cursos en asfalto, tierra y nieve y se orienta tanto a los conductores más veteranos, como a aquellos jóvenes que acaban de obtener su permiso de conducir. El propósito es siempre el mismo: disminuir los accidentes de tráfico.

Estos cursos están abiertos tanto a los clientes de l a marca como a otros conductores interesados, aunque en sus inicios nació como un programa de formación dirigido a la red comercial, que debía actualizarse para poder presentar todas las innovaciones tecnológicas de sus coches. El programa fue tan exitoso que Volkswagen lo extendió a sus clientes, para que pudieran conocer y experimentar las últimas tecnologías y sistemas de seguridad de sus modelos más nuevos.

$!Volkswagen Ice Driving Experience
$!Volkswagen Ice Driving Experience
$!Volkswagen Ice Driving Experience
$!Volkswagen Ice Driving Experience

Pero, sin duda, el objetivo principal de esta experiencia es hacer hincapié en la importancia de la formación como una de las herramientas clave para disminuir los accidentes de tráfico y conducir de manera más segura. Todo ello sin olvidarnos de la diversión implícita que tiene conducir y derrapar en entornos espectaculares.

¿Qué ofrece la Volkswagen Ice Driving Experience?

Esta experiencia de conducción se ofrece desde hace años a escasos 100 kilómetros del Círculo Polar Ártico, concretamente sobre un gigantesco lago helado cercano a la localidad de Arvidsjaur entre los meses de enero y marzo. Se trata de una población donde Volkswagen y otras marcas automovilísticas disponen de instalaciones para probar sus vehículos y ofrecer cursos a sus clientes con el objetivo de mejorar su técnica de conducción sobre hielo o nieve.

$!El Golf R durante la Volkswagen Ice Driving Experience
$!El Golf R durante la Volkswagen Ice Driving Experience
$!El Golf R durante la Volkswagen Ice Driving Experience

En este caso, el programa incluye una experiencia que tiene una duración de cuatro días para un reducido grupo de 12 conductores, con estancia, pensión completa y desplazamiento desde el aeropuerto de Múnich, así como la posibilidad de disfrutar de auroras boreales siempre y cuando la climatología lo permita. Además, cuenta con instructores de primer nivel, que se encargan de ofrecer una atención lo más personalizada posible a cada alumno. Entre ellos se encuentra Luís Moya, embajador de Volkswagen y doble campeón del mundo de rallyes. Luís no solo tiene una gran experiencia como copiloto, sino que también demuestra una gran habilidad al volante al ofrecer todo tipo de consejos que fueron vitales para perfeccionar nuestra técnica de conducción.

$!El curso cuenta con instructores de primer nivel, como Luís Moya

Como comentábamos, los participantes están acompañados por un equipo de expertos monitores para poner a prueba los modelos más potentes de la marca como el Golf R, así como la posibilidad de probar también el ID. 3 y el ID.7. Todo ello transcurre en diferentes circuitos donde cada día van modificando los trazados, para que poco a poco los alumnos vayan cogiendo confianza y así llevar el coche a buen ritmo sobre el hielo. Todo ello comienza desde lo más básico, aprender a frenar. El curso comienza con el aprendizaje de la frenada de emergencia y acaba en lo más complicado, trazar las curvas balanceando el coche en conducción deportiva.

La teoría es esencial, pero la práctica lo es todo a la hora de mejorar. Volkswagen lo tiene claro y por ello centra esta experiencia en que los alumnos pasen las máximas horas posibles a los mandos del coche. Casi ocho horas por jornada sin apenas parar de conducir, llegando a rodar durante los días del cursillo en torno a 500 kilómetros. Esto asegura que al concluir esta experiencia la técnica adquirida se afiance completamente. Es evidente, que este curso va más allá y busca que el aprendizaje se fije en la mente de los alumnos de una manera casi permanente.

$!El ID.3 durante la Volkswagen Ice Driving Experience
$!El ID.3 durante la Volkswagen Ice Driving Experience
$!El ID.7 durante la Volkswagen Ice Driving Experience
$!El ID.7 durante la Volkswagen Ice Driving Experience
$!El ID.7 durante la Volkswagen Ice Driving Experience

Nuestra experiencia

Sin duda, la conducción sobre hielo es una de las experiencias más emocionantes y desafiantes que se pueden vivir al volante. Para la ocasión, Volkswagen nos ofreció tres modelos diferentes: el Golf R, el ID.3 y el ID.7. El Golf R es el modelo más deportivo con 333 CV de potencia, tracción integral y cambio automático DSG de siete velocidades. Sin duda, fue el más divertido y el más exigente de conducir. Su tracción integral y su rápido cambio permitían aprovechar al máximo su potencia, siempre teniendo cuidado con el sobreviraje y el subviraje para poder trazar las curvas de la manera más eficiente.

$!El Golf R durante la Volkswagen Ice Driving Experience
$!El Golf R durante la Volkswagen Ice Driving Experience
$!El Golf R durante la Volkswagen Ice Driving Experience
$!El Golf R durante la Volkswagen Ice Driving Experience
$!El Golf R durante la Volkswagen Ice Driving Experience
$!El Golf R durante la Volkswagen Ice Driving Experience
$!El Golf R durante la Volkswagen Ice Driving Experience

La conclusión del curso fue muy positiva, ya que nos permitió aprender a conducir sobre hielo de una forma segura y divertida, y a dominar el coche en condiciones extremas con la ayuda de instructores profesionales y la tecnología más avanzada. Una experiencia única e inolvidable, que recomendamos a todos los amantes de la conducción y de la aventura, siempre y cuando se tengan 4.000 euros en el bolsillo, el precio que hay que pagar por vivir esta experiencia única.