El mal uso de la climatización puede reducir hasta 20% la autonomía de un coche eléctrico

Según un estudio de LeasePlan, las diferencias de consumo entre llevar activada, o no, la climatización oscilan entre un 5% y un 20%, dependiendo de la velocidad y de la temperatura del interior del coche

Los sistemas de climatización de un coche, como la calefacción, el aire acondicionado o el climatizador, incrementan en gran medida el confort de los ocupantes del vehículo, aunque también garantizan una mayor seguridad activa, puesto que gracias a la tecnología podemos modificar las condiciones de temperatura y humedad del habitáculo y además, evitar la fatiga y las distracciones.

No obstante, estos sistemas que tanto utilizamos a la hora de conducir pueden estar afectando al rendimiento de nuestro coche. Según un estudio realizado por LeasePlan, las diferencias de consumo entre llevar activada, o no, la climatización oscilan entre un 5% y un 20%, dependiendo de la velocidad media y de la temperatura del interior del vehículo, ya que a mayor temperatura, menor será la autonomía. De forma que, utilizar la climatización en un coche eléctrico puede reducir hasta un 20% su autonomía.

Asimismo, las diferencias de consumo entre utilizar, o no, un modo eficiente en un coche eléctrico oscilan entre un 5% y un 10%, mientras que esta diferencia se incrementa en los modelos que permiten elegir entre diferentes niveles de recuperación de energía.

El informe de LeasePlan también revela que en la ciudad es donde más impacto genera el uso de la climatización en el consumo final del coche eléctrico, a diferencia de la autovía. De modo que el impacto en el consumo será menor cuanto más deprisa se circule, sin efectuar muchas paradas.

Por último, el estudio sostiene que los coches eléctricos logran su mayor autonomía en los circuitos interurbanos, donde alcanzan los 250 kilómetros; a diferencia de las vías urbanas y autovías, que recorren hasta 232 y 213 kilómetros, respectivamente. Según el estudio, la ruta más eficiente en cuanto a la autonomía para los coches eléctricos es la interurbana porque la velocidad en estos tramos no es elevada y, por lo tanto, la resistencia aerodinámica no tiene una gran influencia y se produce una mayor regeneración de energía.

Para la realización de este estudio, la empresa de renting de vehículos y gestión de flotas LeasePlan realizó una serie de pruebas de campo reales con las últimas generaciones disponibles de cinco modelos distintos: Renault ZOE, BMWi3, Hyundai Ioniq, Volkswagen e-Golf y Nissan Leaf. Para obtener los resultados, los pilotos profesionales de la Escuela de Conducción de LeasePlan realizaron un total de 54 recorridos, lo que supone un total de 2.250 kilómetros.