Las tres cosas que nunca debes hacer en una gasolinera

Existen tres prohibiciones a la hora de repostar que todo conductor debe cumplir

Todos sabemos que la gasolina es un material altamente inflamable, pero a veces no somos conscientes o se nos olvida lo peligrosa que puede llegar a ser una gasolinera si no cumplimos con las normas de seguridad. Y es que un pequeño descuido puede marcar nuestra vida para siempre. Es cierto que las gasolineras y las compañías proveedoras cuentan con unas medidas de seguridad muy estrictas, pero aún así existen ciertas reglas y prohibiciones que todo conductor debe cumplir al acudir a una gasolinera para no poner en riesgo su seguridad ni la de otros usuarios.

Dichas normas se establecen en el Reglamento General de Circulación y son las siguientes:

1. Está prohibido usar el teléfono móvil en la gasolinera

Seguro que alguna vez has escuchado que si utilizas el teléfono móvil en la gasolinera puedes provocar un incendio o incluso una explosión. Pues bien, lo cierto es que hasta la fecha no hay constancia de incidentes provocados por el uso de los móviles en las gasolineras, pero que no haya ocurrido, no significa que no pueda pasar... y por eso está prohibido por ley y es sancionado con una multa de hasta 100 euros.

Tal como explican los técnicos del RACC, que se produzca dicha situación es bastante difícil, puesto que la batería de un dispositivo móvil tiene una potencia tan baja que es casi imposible que pueda producir un accidente de ese tipo. Eso sí, explican que si un móvil equipa una batería defectuosa o en mal estado, sí que podría provocar una chispa que junto con los vapores que emite el combustible provocaría una situación de peligro.

Por otra parte, se ha demostrado que muchos de los incendios que han tenido lugar en las gasolineras y que se han relacionado con el uso del teléfono móvil, realmente fueron provocados por la electricidad estática, que puede provocar chispas. Por ello, para prevenir, lo mejor que puedes hacer al llegar a la gasolinera es tocar algo metálico que te permita descargar la electricidad estática. Para ello, lo más fácil es tocar la carrocería del coche. Acuérdate de repetir esta acción antes de introducir la manguera en el depósito.

Ten en cuenta que la electricidad estática se puede producir por llevar prendas de fibras artificiales, zapatos con suela de goma, por el propio roce contra la tapicería del coche o incluso si abres y cierras la puerta mientras realizas el acto de repostaje. Así que lo más recomendable es que ningún ocupante del vehículo se dedique a abrir y cerrar la puerta mientras se realiza el proceso de llenado del depósito.

Por otro lado, otro de los motivos que ha llevado a prohibir los móviles en las gasolineras es que son un potente medio de distracción para los conductores durante la maniobra de llenado del depósito del coche o la moto.

2. Está prohibido fumar en la gasolinera

Fumar en una gasolinera está totalmente prohibido por razones obvias, ya que para encender un cigarrillo necesitas un mechero o una cerilla. Fumar junto al combustible tiene un riesgo de incendio muy elevado y dicha acción está sancionada con una multa de hasta 100 euros.

$!Proceso de repostaje

3. Está prohibido dejar el motor, las luces o la radio encendidas al repostar

Tal como aparece reflejado en el artículo 115 del Reglamento General de Circulación: “Para cargar combustible en el depósito de un vehículo, éste debe hallarse con el motor parado. Los propietarios de aparatos distribuidores de combustibles o empleados de estos últimos no podrán facilitar los combustibles para su carga si no está parado el motor y apagadas las luces de los vehículos, los sistemas eléctricos como la radio y los dispositivos emisores de radiación electromagnética como los teléfonos móviles”.

Y se añade que “en ausencia de los propietarios de aparatos distribuidores de combustibles o empleados de estos últimos, el conductor del vehículo o, en su caso, la persona que vaya a cargar el combustible en el vehículo deberá cumplir los mismos requisitos establecidos en el apartado anterior”.