Los errores más comunes a la hora de conducir

Una mala posición, el uso del teléfono móvil y el cansancio acumulado, son algunos de los fallos más frecuentes en la conducción

A pesar de que la mayoría de los conductores aprendemos continuamente cosas nuevas sobre el mundo de la automoción y de la conducción, puesto que salen nuevas normas, tecnologías, propulsores, sistemas de seguridad, etc., seguimos cometiendo muchos errores a la hora de sentarnos al volante, ya sea por las costumbres creadas con los años o por simples descuidos que pueden ser muy peligrosos para nuestra seguridad y la de nuestros acompañantes.

Por este motivo, es muy importante estar atentos a los siguientes errores e intentar corregirlos lo antes posible, para garantizar la máxima seguridad en la carretera.

La posición

La comodidad y el confort es muy importante a la hora de conducir, sin embargo, hay que tener mucho cuidado para no tomar riesgos innecesarios y sacrificar nuestra seguridad. La mala colocación de nuestro cuerpo ante el volante puede provocar un posible accidente e incluso problemas físicos como dolores del cuello o espalda.

Hay que tener en cuenta que si nos colocamos demasiado lejos del volante, en caso de tener que realizar un movimiento brusco tendremos una capacidad de reacción mucho menor. Por el contrario, situarnos muy cerca del volante tampoco es lo correcto, ya que nuestro propio cuerpo nos estorbaría al hacer distintos movimientos de evasión.

Para conducir con total seguridad lo ideal es posicionarnos a una distancia en la que nuestros codos queden ligeramente flexionados, con el asiento colocado a una altura que nos permita ver correctamente la carretera.

Debemos sentarnos a una distancia en la que nuestros codos queden ligeramente flexionados

Mala visibilidad por culpa de la suciedad

No somos conscientes, pero los parabrisas y las lunas son muy importantes en términos de seguridad. Por este motivo es fundamental mantenerlos limpios a la hora de conducir. Con un buen cuidado de estos elementos, tendremos una mejor visibilidad de la carretera y además, evitaremos que cuando llueva el limpiaparabrisas arrastre la suciedad y la esparza por toda la luna, disminuyendo todavía más la correcta visibilidad del exterior, que ya era menor por culpa de la lluvia.

Para mantener siempre el cristal limpio debemos asegurarnos de que el coche dispone del suficiente líquido limpiaparabrisas. También es muy importante revisar cada cierto tiempo los limpiaparabrisas y cambiarlos en caso de que estén dañados. Es recomendable sustituirlos por otros nuevos al finalizar el invierno y el verano.

Es aconsejable cambiar los limpiaparabrisas después del invierno y el verano

Usar el teléfono móvil

El uso del teléfono móvil en el coche es cada vez más frecuente y supone un grave problema para la seguridad vial, al tratarse de una de las principales fuentes de distracción existentes hoy en día. Fijar la mirada en un dispositivo móvil puede provocar un accidente de tráfico muy grave, aunque tan sólo lo miremos unos segundos. Cuando ojeamos el teléfono móvil nos desconcentramos y no prestamos atención a la carretera, lo que supone que no podamos reaccionar ante un imprevisto. Este problema es el que debemos de eliminar con más urgencia, ya que provoca un elevado número de accidentes, sobre todo entre los más jóvenes.

El problema de la desconcentración al volante también se sufre en los momentos en los que se desatiende la carretera para poner música o atender a algún pasajero del vehículo.

La desconcentración provocada por el uso del teléfono móvil al volante es un problema que debemos eliminar con urgencia

Conducir con cansancio

La mayoría de los conductores no somos conscientes del cansancio que genera conducir. Por este motivo, hacerlo con sueño se ha convertido en un grave problema hoy en día. Pasar muchas horas al volante sin descansar puede ocasionar que la capacidad de reacción en carretera disminuya.

La mayoría de los accidentes ocurren de madrugada, ya que a esas horas nuestro cerebro necesita descansar después de estar todo el día en funcionamiento. Lo ideal es dormir entre 7 o 9 horas diarias y no conducir de noche, pero en caso de tener que hacerlo o de conducir durante largos trayectos, es muy importante parar cada dos horas para estirar las piernas y tomar alguna bebida que nos active. Es aconsejable no comer mucho antes de conducir, puesto que está demostrado que una comida copiosa da sueño.

Es recomendable parar cada dos horas para estirar las piernas, descansar y tomar algo

Retrasar el mantenimiento del vehículo

Uno de los errores más básicos y frecuentes es el de retrasar el mantenimiento del coche, o directamente no realizarlo. Esto supone que con el tiempo se produzca una avería en el vehículo, así como un gasto mayor para el conductor. Es muy importante realizar el mantenimiento de manera periódica, ya sea anualmente o siguiendo el tiempo marcado por el fabricante.

Retrasar el mantenimiento del vehículo es uno de los errores más básicos y frecuentes
https://neomotor.sport.es/conduccion/12-consejos-para-combatir-el-miedo-a-conducir-de-noche.html