Si estás buscando un casco para la moto deberías dejarte aconsejar por la DGT

Elegir un buen casco es esencial para tu seguridad

El caso es un elemento clave en la seguridad de los motoristas, ya que está diseñado para proteger el órgano más complejo e importante del cuerpo humano: el cerebro. A la hora de comprarte un caso no debes escatimar ni conformarte con el primero que veas, sino que debes hacer una búsqueda seria y valorar diferentes opciones eligiendo la que mejor se adapte a ti.

El uso del casco reduce casi un 30% la posibilidad de sufrir lesiones mortales y, además, con el casco la probabilidad de salir ileso de un accidente aumenta en un 20%. Si vas a comprar un casco próximamente te contamos a continuación cuál es la opinión de la DGT al respecto.

$!Los cascos integrales ofrecen una mayor seguridad

¿Cómo elegir el casco?

Además de la comodidad y la seguridad que pueda aportarte el casco que escojas, existen otros puntos que debes tener en cuenta para saber cuál es el casco idóneo para ti. Independientemente de esto debes saber que es fundamental que tu caso esté homologado y cumpla con las normas de seguridad. ¿Qué debes tener en cuenta?

  • Ajuste: El casco debe ajustarse correctamente a tu cabeza, sin ir demasiado apretado pero tampoco demasiado suelto, ya que podría moverse mientras conduces.
  • Visibilidad: La visera de tu casco es importante, ya que necesitas una visión periférica al ir en la moto para que no se te escape ningún detalle de lo que sucede alrededor.
  • Ventilación: Para que estés cómodo al conducir, tu casco debe tener entradas y salidas de aire para poder regular la temperatura y que no pases un calor excesivo.
  • Peso: Es un factor importante a tener en cuenta, ya que cuanto más pesado sea tu casco más probable es que aparezca fatiga al utilizarlo. Es recomendable que escojas cascos de materiales ligeros, como la fibra de carbono.

Existen muchas marcas y modelos de cascos y la talla puede variar un poco según el que pruebes. Lo que no debes olvidar es que no necesariamente el más caro es siempre el mejor.

$!El casco es un elemento de seguridad imprescindible

El casco que recomienda la DGT

Como ya sabrás, existen diferentes tipos de casco para moto, y podrás elegir entre ellos dependiendo de lo que mejor se adapte a ti y a la moto que conduzcas. Los 4 principales tipos de casco que hay son los siguientes:

  1. Casco integral: Cubre toda la cabeza, incluida la mandíbula.
  2. Casco modular: Ofrece la posibilidad de levantar la mentonera convirtiéndose en un casco abierto para los momentos en los que tengas más calor. Cuando está cerrado es más seguro, pero no tanto como uno integral.
  3. Casco abierto: Cubre la parte superior y posterior de la cabeza pero no cuenta con protección para la cara ni la mandíbula, por lo que su uso debe limitarse a trayectos cortos o a motos de baja cilindrada.
  4. Casco off-road: Está pensado para lo conducción fuera de las carreteras, con una mentonera alargada que ofrece mayor ventilación.
$!Los cascos abiertos ofrecen una menor protección

Como es lógico y ya imaginarás, el casco que recomienda la DGT a los motoristas es sin duda el integral, ya que ofrece una mayor protección de cara a cualquier incidente. Aunque no sea el más fresco para el verano o los haya más cómodos, el integral es el más seguro y el que debes usar si utilizas la moto a menudo.

Recuerda que si el casco recibe un golpe desde una altura superior a 1’50 metros puede sufrir daños en su estructura sin que se noten externamente, por lo que deberías cambiarlo.