Sistemas de seguridad activa o pasiva ¿cuál es la diferencia?

Estos sistemas hacen que circular con tu coche sea más seguro

La seguridad en la carretera es una de las mayores preocupaciones de la DGT y los Agentes de Tráfico, ya que cada año son muchas las personas que pierden la vida mientras conducen. Para reducir al mínimo el riesgo cuando conducimos, los fabricantes de vehículos tienen que seguir la normativa de seguridad de la Unión Europea y también, a menudo, tratan de proporcionar con mejoras propias una mayor tranquilidad a los conductores.

Actualmente, todos los vehículos en España cuentan con ciertos sistemas de seguridad que están considerados como obligatorios, y están divididos en sistemas de seguridad activa y sistemas de seguridad pasiva. A continuación te contamos en qué se diferencian.

$!Es recomendable revisar el vehículo con frecuencia para ver que todo funciona bien

Seguridad activa

Este tipo de seguridad está compuesta por todos aquellos elementos del vehículo que pueden ayudar a que no se produzca un accidente, es decir, que actúan antes de que éste se produzca. En la actualidad se les conoce como Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción (ADAS) y entre ellos puedes encontrar principalmente los siguientes:

  • Control de tracción.
  • Sistema antibloqueo de frenos (ABS).
  • Control de presión de neumáticos.
  • Alerta de colisión frontal.
  • Frenado automático de emergencia.

Estos sistemas están en continua renovación gracias a las nuevas tecnologías, y poco a poco se van creando más formas de prevenir los accidentes en las carreteras.

$!El cinturón es un sistema de seguridad pasiva

Seguridad pasiva

Si el accidente no ha podido ser prevenido por los sistemas anteriores, entran en juego los sistemas de seguridad pasiva, encargados de reducir al máximo las consecuencias de una colisión. A continuación te mostramos algunos de ellos:

  • Carrocería del vehículo: Los vehículos actuales usan sistemas avanzados que reducen el impacto al mínimo, absorbiendo todo el golpe para que los pasajeros y el resto del vehículo sufran lo menos posible.
  • Cinturón de seguridad: Se trata de un elemento indispensable y que debes llevar obligatoriamente puesto cuando conduces tu vehículo, ya que en caso de accidente evitará que tu cuerpo se mueva hacia delante.
  • Airbags: Todos los coches fabricados después de 2006 deben contar con este elemento de manera obligatoria. Los airbags se inflan para suavizar el impacto y reducir el movimiento de los integrantes del vehículo en caso de colisión.

Existen otros muchos elementos de seguridad pasiva que ayudarán a reducir los daños en caso de accidente, como las sillas infantiles o incluso los cristales del coche. Por esta y otras razones es importante que realices un buen mantenimiento a tu vehículo, ya que en caso de descuidarlo si sufres un accidente podrías correr más riesgos de lo normal.