Citroën ë-C3, un pequeño SUV urbano eléctrico para la India

A falta de conocer el futuro del modelo en los mercados europeos, Citroën nos da pistas con una versión específica para la India y Brasil.

La próxima generación del Citroën C3 en Europa será eléctrica o no será. Según las primeras informaciones, el compacto urbano se renovará tanto estética como tecnológicamente -e incluso podría cambiar de nombre- y debería llegar, como tarde, para 2024. A falta de conocer todos los detalles sobre el coche, la firma francesa ha lanzado el nuevo ë-C3 en Brasil y la India, una versión eléctrica del modelo para mercados emergentes desarrollada junto a Tata, que anticipa por dónde podrían ir los tiros de la futura versión eléctrica europea.

Para estos mercados, de hecho, el ë-C3 se aleja del concepto utilitario visto en Europa y adopta una carrocería de tipo SUV más parecida a la del C3 Aircross previo a su actualización de media vida. En ese sentido, Citroën ha apostado por un vehículo eléctrico con una clara vocación urbana, decantándose por un coche con prestaciones específicas para las ciudades y, de paso, así mantener un coste que, aunque no se ha confirmado el precio, sea lo más bajo posible.

Autonomía y prestaciones

En ese sentido, basado sobre la plataforma e-CMP de Stellantis, modificada para adaptarse al nuevo ë-C3, este pequeño eléctrico dispone de una batería de apenas 29,1 kWh de capacidad, con lo que, según el ciclo de homologación de la India (ARAI), le permite recorrer 315 kilómetros entre cargas. Una cifra significativa para un coche urbano.

$!Plataforma del Citroën ë-C3.

La batería puede recargarse en un punto de carga rápida en corriente continua en apenas 57 minutos, tiempo que se incrementará hasta las 10 horas y media en una toma doméstica de corriente.

En cuanto a su motor eléctrico, situado sobre el eje delantero, desarrolla 58 CV (42 kW) de potencia, demostrando que su entorno ideal estará lejos de las autopistas. Es capaz de alcanzar una velocidad máxima de solo 108 km/h y cubre el 0 a 60 km/h en 6,8 segundos. En definitiva, es un vehículo ideal para moverse por la ciudad, pero todas sus cualidades se pierden fuera de la misma.

Según las primeras informaciones, el futuro modelo europeo podría mantener algunas de estas características, sobre todo en su enfoque marcadamente urbano, aunque es muy probable que la autonomía sea más alta gracias a una batería más grande y, a su vez, sea más potente para sumarle cierta practicidad fuera de la ciudad.

En la India y Brasil, los dos mercados a los que va dirigido este pequeño coche eléctrico, los pedidos se abren el próximo 22 de enero, fecha en la que se conocerá el precio final. Las primeras entregas se realizarán durante el mes de febrero.