Vanwall Racing revive con el deportivo eléctrico Vandervell

Antes de competir en las 24 Horas de Le Mans, Vanwall Racing vuelve con un compacto deportivo de hasta 560 CV de potencia.

Uno de esos nombres históricos de la Fórmula 1, Vanwall Racing, regresa aprovechando la electrificación para presentar su primer coche de calle, el Vandervell. El que fuera el primer equipo en alzarse con el campeonato de equipos en la historia del Gran Circo, propone un compacto deportivo eléctrico de aspecto retro, potente y, también, bastante caro.

Pese a que Vanwall Racing nació a mediados del siglo pasado en el Reino Unido, la renacida marca automovilística producirá el Vandervell en Alemania, con las primeras entregas previstas para el tercer trimestre de este año. Este modelo llegará en dos versiones, llamadas Vandervell S y Vandervel S Plus. En ambos casos ofrecerán tracción total, siendo la autonomía y sus prestaciones, además de detalles estéticos y de acabado, las diferencias principales entre ambos.

Deportividad enchufable

Empezando por sus propulsores, el Vandervell S dispone varios motores eléctricos -no se ha especificado si dos o cuatro- de 319 CV (235 kW) de potencia, mientras que el Vandervell S Plus incrementa su potencia hasta los 560 CV de potencia. El primero es capaz de acelerar de 0 a 100 en 4,9 segundos y alcanzar hasta los 250 km/h y el segundo recorta el tiempo de aceleración hasta los 3,4 segundos e incrementa su velocidad punta hasta los 265 km/h.

$!Zaga del Vandervell.

La fata de detalles acompaña a la batería, de la que se desconoce la capacidad, aunque la compañía declara una autonomía de 450 kilómetros para el S y de 420 kilómetros para el S Plus.

Estética retrofuturista

El Vanwall Vandervell es un vehículo que no pasará desapercibido en las carreteras. Tiene una estética que, si bien moderna, tiene un aire clásico que le aporta un contraste muy atractivo. Desde la marca han querido hacer un coche llamativo, de formas muy marcadas para una presencia imponente. Sus llantas de 22 pulgadas y los faldones laterales aportan todavía más agresividad al conjunto. Destacan detalles como las tomas de aire a ambos lados del frontal, el difusor trasero o el alerón que culmina en la zaga.

En cuanto al interior, sin imágenes que analizar, Vanwall ha confirmado que ofrecerá materiales de alta calidad y un cuadro de instrumentos que recordará a los coches de carreras, aunque se ha trabajado para conseguir una ergonomía “excelente”.

En definitiva, el Vandervell es uno de esos coches que generan expectación y emoción y que lucharán por romper el mito que dice que los eléctricos son aburridos. Lo peor en este caso será el precio, que partirá desde los 128.000 euros más impuestos para la versión S. Es el coste de la exclusividad, sobre todo en el caso del S Plus, de precio desconocido, porque solo se producirán 500 unidades. La producción del S no se ha especificado.

$!Hypercar de Vanwall para competir las 24 Horas de Le Mans.

El Vandervell, llamado así en honor del fundador de Vanwall Racing, Tony Vandervell, es el primero de los proyectos que servirán para revivir este nombre histórico. De tradición competitiva, no es de extrañar que Vanwall tenga el punto visto en las carreras, volviendo este año al Mundial de Resistencia y a las 24 Horas de Le Mans con un Hypercar de desarrollo propio. Colin Kolles, el que fuera jefe de equipo de HRT F1 Team y de escuadras como Jordan o Force India, está detrás de la resurrección de esta marca y equipo deportivo.