Así se producen 2.300 coches en un día en la planta de Seat

Cada 40 segundos sale un coche de la planta de Seat de Martorell tras un proceso de montaje de siete horas

Cada día salen de la fábrica de Seat en Martorell 2.300 coches destinados a sus nuevos propietarios, personas que los han configurado a su gusto y que esperan deseosos de poder probar su nuevo coche. La firma catalana, como muchas otras, ofrece la posibilidad de que cada unidad sea única, y que cada comprador pueda elegir elementos como el color, el acabado, algunos extras y detalles, como por ejemplo, las costuras de contraste del volante y los asientos. ¿Cómo lo hacen los 6.600 operarios de Martorell para montar 2.300 coches distintos al día.

Seat produce bajo un proceso llamado 'just in time' (justo a tiempo), que, precisamente, es el que permite fabricar vehículos con detalles distintos en la misma línea. Asimismo, es el modo con el que consiguieron en 2019 batir su récord histórico tanto de ventas como de producción, incluso teniendo en cuenta que la fábrica tuvo que parar varios días por un incendio en la planta de un proveedor.

Los operarios montan las piezas que necesitan especialmente para cada unidad
Los operarios montan las piezas que necesitan especialmente para cada unidad
Este proceso se inicia con el pedido, con cada comprador eligiendo su configuración favorita y formalizando la compra del vehículo. "A partir de ahí, se definen que coches se van a fabricar durante el próximo mes y se comienzan a aprovisionar las piezas necesarias. Esta planificación se va detallando conforme se acerca la fecha", explica Juan Vivas, responsable del departamento de inbound de Seat.

La creación de un coche

Una vez le llega el turno a una unidad, por ejemplo, de Seat León FR para el mercado español, las partes de la carrocería del coche toman forma en el taller de prensa para terminar en la zona de chapistería para montar el bastidor del vehículo, que incluye un chip con toda la información del coche, como su color y los extras que montará.

Una vez en pintura y montaje, el León FR avanza a lo largo de dos kilómetros de línea mientras los operarios se encargan de montar las piezas, que van recibiendo justo cuando son necesarias, a lo largo de la línea mientras el coche avanza. Es aquí donde, independientemente del coche, ya sea un León FR para España o un León ST familiar con volante a la derecha para Inglaterra, los operarios reciben lo necesario para montarlo sin problemas. "Este sistema y nuestra flexibilidad nos permiten adaptarnos a las necesidades del cliente en cada momento", apunta Vivas.

Los coches avanzan sin pausa a lo largo de dos kilómetros de línea para que los operarios vayan introduciendo todas sus piezas a lo largo de la misma
Los coches avanzan sin pausa a lo largo de dos kilómetros de línea para que los operarios vayan introduciendo todas sus piezas a lo largo de la misma
En dicha línea, para que el montaje sea más sencillo, las puertas se separan del vehículo y avanzan 1,4 kilómetros en un tramo elevado siguiéndolo. Durante ese trayecto se introducen los cables, el volante, el cuadro de instrumentos, la pantalla centra, la transmisión y hasta el motor. En total, se deben montar 6.000 piezas para ensamblar un Seat. Con todo, los operarios, además, son capaces de manejar cualquier pieza, ya que cambian de puesto cada dos horas para evitar demasiados movimientos repetitivos. Asimismo, cuentan con la asistencia de 2.000 robots que llevan a cabo tareas como el transporte de piezas de un lugar a otro.

https://neomotor.sport.es/industria/pleno-de-records-para-seat-en-2019.html