BMW dobla su inversión en Hungría para fabricar baterías

BMW confirma que dobla su inversión hasta los 2.000 millones para producir baterías en Hungría a partir de 2025.

O todo o nada. BMW dobla su apuesta por su factoría de Debrecen en Hungría hasta los 2.000 millones de euros para añadir al complejo una línea de ensamblaje de baterías para sus coches eléctricos. Según explicó la marca, estas baterías las montarán los Neue Klasse, el nombre que recibirá la nueva generación de coches eléctricos de la marca. Esta nueva área de la planta húngara dará trabajo a 500 personas.

La compañía alemana espera empezar a producir sus nuevos eléctricos y las baterías en la planta a partir de 2025. Con esta inversión, BMW espera que la factoría de Debrecen se convierta en uno de sus principales centros de electrificación global, empezando por vehículos eléctricos de tamaño medio equivalentes al Serie 3 y el X3, por ejemplo.

“Debrecen será la fábrica más avanzada del mundo”. Son palabras de Milan Nedeljkovic, miembro del consejo de administración de BMW, en un comunicado oficial publicado por la misma marca. “Nuestras inversiones demuestran nuestro objetivo para la penetración de la movilidad eléctrica”, añadió el ejecutivo.

Reducir costes

Además, este movimiento responde a la necesidad de reducir costes. Según BMW, producir sus propias baterías y controlar el proceso de ensamblaje permitirá reducir el coste de la batería en un 30% respecto a las que montan los modelos actuales. Entre las innovaciones que propone BMW están el ensamblaje de la batería en una carcasa que se integrará en la plataforma del mismo vehículo. Una vez en marcha, la factoría de Debrecen producirá hasta 150.000 vehículos eléctricos al año.

$!Planta de Debrecen, en construcción.

Actualmente, las baterías que montan modelos como el iX, el iX3 o el i4 proceden de proveedores como Samsung SDI y CATL -que produce las baterías para la marca bávara en una planta en Erfurt, Alemania-. Las baterías del futuro las desarrollará junto con la sueca Northvolt y Eve Energy.

Hungría, ‘hub’ de baterías

Con la inversión de BMW en Debrecen, Hungría se ha convertido en uno de los países que más compañías han elegido para instalar una factoría de baterías, con lo que se convertirá en uno de los principales exportadores del continente tras países como Alemania. A la planta de 140.000 metros cuadrados de BMW, hay que sumar la inversión de 7.300 millones de euros de Contemporary Amperex Technology Co. Ltd, una firma china, la más importante anunciada, de momento, en el país.

Asimismo, hay que contar también las plantas de SK Innovation en Komárom, con capacidad para producir 10 GWh anuales, y en Ivancsa, que prevé inaugurar en 2028 con una capacidad de 30 GWh anuales; la factoría de Samsung SDI en Göd de 15 GWh anuales; y la que GS Yuasa construirá en Miskolc. Por si fuera poco, Hungría aspira a albergar una de las fábricas de baterías que el Grupo Volkswagen construirá próximamente en Europa. El consorcio ha confirmado que una se va para Europa del Este y la República Checa, casa de Skoda, ha levantado la mano insistentemente, pero Volkswagen no ha tomado una decisión y Hungría la quiere en su territorio.