El norte de Europa concentra la venta de coches eléctricos

El 66% de las ventas de BEV se realizan en los países del norte de Europa

Los países de Europa con las rentas per cápita más elevadas acumulan la mayoría de las ventas de coches eléctricos en el viejo continente. Entre Alemania, Austria, Suiza, Francia, Bélgica, Luxemburgo, Países Bajos, el Reino Unido, Irlanda e Islandia, representan, suman más del 66% del total de matriculaciones de coches eléctricos que se realizan en el continente.

$!Lexus RX híbrido enchufable

En estos mercados, la penetración del vehículo eléctrico en el total de ventas del sector es de aproximadamente el 15%, mientras que en los países con economías menos estables, apenas supone un 4%. España se sitúa en un punto intermedio entre estas dos realidades, ya que las matriculaciones de vehículos electrificados (100 % eléctricos más híbridos enchufables) de todo tipo (turismos, dos ruedas, comerciales e industriales) supusieron un 7,6 %, con 8.486 unidades. En el acumulado del año, han aumentado un 25,7 %, con 80.272 vehículos vendidos. En cuanto a los coches eléctricos puros, aumentaronn un 22,4 % en octubre (4.487 unidades) y un 39,5 % en lo que va de año (41.550). Por el contrario, los híbridos enchufables registraron una caída del 5,3 %, con 3.999 nuevos vehículos, pese a acumular un crecimiento del 13,6 % en los diez primeros meses del año, con 38.722 unidades.

$!Esquema de un sistema de propulsión eléctrica

Noruega es sin lugar a dudas el rey de los BEV, ya que este tipo de vehículo se ha convertido en el más popular, gracias al nivel adquisitivo de sus ciudadanos, a las ayudas oficiales, a las políticas energéticas públicas, y a los gravámenes a los coches de combustión, entre otros motivos. Tanto es así, que Noruega será el primer país que prohibirá la venta de vehículos con motor de combustión en 2025. Algo lógico si pensamos en que en septiembre el 89,1% del total de ventas de turismos fueron modelos echufables, es decir, eléctricos puros e híbridos enchufables.

$!Gestión a distancia de la carga

El caso de Noruega contrasta con los de los países del centro y sur de Europa, incluyendo los estados bálticos, en los que la presencia de los coches eléctricos es casi testimonial. Apenas representan una quinta parte de las ventas de este tipo de vehículos, por lo que se insta a fabricantes y gobiernos a facilitar su compra. Una brecha que es más evidente a nivel mundial, con casos como América Latina y Rusia, donde los BEV apenas representan el 1% del total de las matriculaciones.