{ "schedule": [ { "offset": "pre", "tag": "https://pubads.g.doubleclick.net/gampad/ads?sz=640x360|640x480|480x360|480x361&iu=/138855687/nacional-[adunit-video]&ciu_szs=1x1,728x90,970x90,980x90,970x250,980x250,620x72,300x250,300x600,980x45,320x50,320x100&impl=s&cust_params=p%3Dcpm_preroll%26[custom_params]&gdfp_req=1&env=vp&ad_rule=0&output=vast&vpos=preroll&unviewed_position_start=1&url=[url]&description_url=[url-video]&gdpr=__gdpr__&gdpr_consent=__gdpr_consent__&correlator=__random-number__", "type": "linear" }, { "offset": "post", "tag": "https://pubads.g.doubleclick.net/gampad/ads?sz=640x360|640x480|480x360|480x361&iu=/138855687/nacional-[adunit-video]&ciu_szs=1x1,728x90,970x90,980x90,970x250,980x250,620x72,300x250,300x600,980x45,320x50,320x100&impl=s&cust_params=p%3Dcpm_preroll%26[custom_params]&gdfp_req=1&env=vp&ad_rule=0&output=vast&vpos=postroll&unviewed_position_start=1&url=[url]&description_url=[url-video]&gdpr=__gdpr__&gdpr_consent=__gdpr_consent__&correlator=__random-number__", "type": "linear" } ], "skipmessage": "Saltar anuncio en 10 segundos", "skipoffset": 10, "vpaidcontrols": false, "vpaidmode": "insecure" }

En el corazón de la electrificación de Volkswagen

Neomotor visita las plantas de Dresden y Zwickau, que producen cuatro modelos eléctricos

El Estado Libre de Sajonia, en Alemania, es el epicentro eléctrico de Volkswagen. La marca trabaja desde hace años en reducir la huella ambiental de todas sus fábricas, apostando por una producción más eficiente y respetuosa. Las fábricas de Dresden y Zwickau son un claro ejemplo de ello, y Neomotor las ha visitado para conocer más de cerca este paso adelante hacia la sostenibilidad.

Separadas por apenas ciento cuarenta kilómetros, las fábricas de Dresden y Zwickau son dos conceptos totalmente diferentes, aunque con un fin común, fabricar coches manteniendo su compromiso por una movilidad que va más allá de la sostenibilidad de sus vehículos.

$!La fábrica transparente de Dresden
$!La fábrica de Volkswagen en Zwickau

La Fábrica Transparente de Dresden es, cuanto menos peculiar. Ubicada en el centro de la ciudad, cuenta con una superficie de 83.000 metros cuadrados y produce el ID.3. Cuando llegamos a sus inmediaciones, su estructura deja claro el porqué de su nombre. Es un concepto totalmente diferente, en donde los clientes tienen un papel determinante. Cuenta con unos trecientos cuarenta empleados, que reciben de otras instalaciones los chasis y las plataformas, por lo que la función principal es la del ensamblaje. Es una función en donde los clientes y visitantes de la fábrica cobran un protagonismo especial. Los compradores pueden participar en la construcción de su vehículo, colaborando en la colocación de determinadas piezas, con lo que aumenta en sentimiento entre cliente y vehículo.

$!La fábrica de Volkswagen en Dresden
$!La fábrica de Volkswagen en Dresden

Además, es una fábrica abierta, que cada año visitan unas ciento cincuenta mil personas. En turnos de setenta y cinco minutos, los visitantes pueden conocer el proceso de fabricación de un vehículo, desde que el chasis llega a la fábrica. Es curioso el tráfico de visitantes de la fábrica, ya sea de estudiantes o de curiosos que quiere conocer un proceso, en la mayor parte de las veces, oscuro.

Unos ciento cuarenta kilómetros al sur se encuentra la fábrica de Zwickau. Un concepto de fábrica tradicional, en la que se producen seis modelos eléctricos, el ID.3, ID.4, ID.5, Audi Q-4 e-tron, Audi Q4 Sportback e-tron y el Cupra Born. Además, se construyen los chasis del Bentley Bentayga y el Lamborghini Urus. Todo ellos con dos líneas de producción.

$!Los seis modelos eléctricos que se producen en la fábrica de Zwickau

En 2019, en la fábrica de Zwickau se producían el Golf y el Golf Variant. Fue un momento clave para la marca, que decide apostar definitivamente por la electrificación, y Zwickau es la primera instalación a gran escala en todo el mundo, de cualquier fabricante de volumen, en cambiar toda la producción de vehículos con motor de combustión interna a vehículos eléctricos. Con una inversión de mil doscientos millones de euros, Zwickau tiene una capacidad de producción de hasta 300.000 vehículos eléctricos al año. La fábrica se reconvirtió prácticamente en su totalidad, cambiando incluso el cemento de los suelos, debido al mayor peso de los vehículos eléctricos.

$!Visitamos las fábricas de Volkswagen
$!Visitamos las fábricas de Volkswagen
$!Visitamos las fábricas de Volkswagen
$!Visitamos las fábricas de Volkswagen
$!Visitamos las fábricas de Volkswagen
$!Visitamos las fábricas de Volkswagen
$!Visitamos las fábricas de Volkswagen
$!Visitamos las fábricas de Volkswagen

Zwickau acabó también con otro de los mitos de la modernización, que dice que con la llegada de los robots a las fábricas se reduce el número de empleados. Cuando se acabó con la producción de los vehículos térmicos, la planta contaba con unos ocho mil empleados. Ahora, en pleno funcionamiento, cuenta con once mil puestos, la mayor parte de ellos especializados.

$!La planta de Zwickau cuenta con 11.000 puestos especializados

Otro de los aspectos importantes de Zwickau es el de la investigación, y uno de sus logros es el de la reutilización de las baterías eléctricas usadas de los vehículos. Han conseguido hacer unos cubos que cuentan con unas noventa y seis baterías de coche, que se convierten en un cargador de vehículos, y que están colocadas a lo largo de la planta. Es un proyecto pionero al que se le augura un gran futuro.