Gestamp ganó 281 millones de euros en 2023, cifra récord para la compañía

La empresa alcanzó ingresos récord de 12.274 millones de euros e incrementó en un 8% su beneficio

La producción de vehículos registró en 2023 unos niveles de crecimiento que batieron todas las previsiones: se superaron los 90 millones de vehículos fabricados en el mundo, un resultado que mejora las cifras de 2019, el año previo a la pandemia, pero que todavía sigue situándose lejos de los 95 millones de vehículos producidos en 2017. No obstante, todo apunta a que la producción de vehículos irá de menos a más hasta 2027, cuando se espera que se alcancen los 94,6 millones de vehículos producidos.

En este contexto, los ingresos de Gestamp, la multinacional especializada en el diseño, desarrollo y fabricación de componentes metálicos de alta ingeniería para la industria de la automoción, aumentaron un 14,4% en 2023, hasta alcanzar los 12.274 millones de euros. La compañía superó al mercado en 6,7 puntos porcentuales gracias a su fuerte posición competitiva con sus clientes, la diferenciación de productos y el posicionamiento geográfico.

En palabras de Francisco J. Riberas, presidente ejecutivo de Gestamp: “2023 ha sido otro año récord para el grupo demostrando la fortaleza y el éxito de nuestra estrategia de ser el socio proveedor para nuestros clientes. Destacan el fuerte crecimiento de ingresos, la eficiente gestión de nuestros márgenes pese a las adversidades del año y la fuerte generación de caja que nos ha permitido reducir nuestro nivel de apalancamiento y reforzar nuestro perfil financiero. Quiero destacar y agradecer el esfuerzo de los más de 44.000 empleados que forman Gestamp, que han sido claves para el éxito”.

$!Gestamp ganó 281 millones de euros en 2023, cifra récord para la compañía

El EBITDA registrado el año pasado se situó en 1.371 millones de euros, lo que se traduce en un incremento interanual de 13,4%, con una rentabilidad del 12,3%. En cuanto al EBIT de 2023, la cifra fue de 680 millones de euros, con un incremento con respecto al mismo periodo del año anterior del 25,9% y una rentabilidad del 6,1%. El beneficio neto alcanzado en 2023 fue de 281 millones de euros, lo que supone un incremento interanual del 8%.

A cierre de 2023, Gestamp generó 207 millones de euros de flujo de caja libre. Gracias a ello, la deuda de la compañía se redujo hasta los 2.058 millones de euros, lo que se traduce en un apalancamiento de 1,5x deuda neta sobre EBITDA, el menor ratio alcanzado por la empresa desde su salida a bolsa.

NAFTA, la prioridad del grupo

En la región de NAFTA (Canadá, Estados Unidos y México), Gestamp registró un margen EBITDA Del 6,7% sobre ventas, frente al resto de su negocio de automoción que supone el 12,6%. Ante esta situación, la compañía se ha marcado como objetivo llevar el margen de esta región a doble dígito en el año 2026.

Para conseguirlo, Gestamp ha diseñado el Plan Phoenix, con cuatro acciones clave: la mejora operacional, con un plan de reestructuración con dos niveles de intervención que afecta a seis plantas; el ahorro de costes, la atracción del mejor talento y la palanca comercial que asegure el crecimiento rentable en la región. Este plan tendrá un impacto extraordinario de 100 millones de euros entre gastos e inversiones previstas que serán desembolsados entre 2024 y 2026.

Los ingresos del vehículo eléctrico representan un 20%

En 2023, los ingresos relacionados con el vehículo eléctrico representaron un 20% de las ventas de componentes de automoción de Gestamp. Esto supone un crecimiento de 6 puntos porcentuales frente al año 2022. Además, tal como ha anunciado la compañía en un comunicado de prensa, superó en tres puntos el porcentaje de penetración de vehículo eléctrico en el mercado, gracias a la estrategia de anticipar soluciones diferenciadoras para sus clientes que incluyen productos como el Door-Ring y el Battery Box.

¿Qué le espera a Gestamp en 2024?

La actualidad está marcada por la incertidumbre económica y geopolítica, el limitado crecimiento en la producción de vehículos, especialmente en Europa; y las presiones inflacionistas. Sin embargo, Gestamp encara el 2024 con la ambición de crecer por encima del mercado a dígito simple bajo y preservar la rentabilidad del negocio de automoción.

El objetivo para 2024 es preservar la fortaleza de balance con una generación de caja de 200 millones de euros y un apalancamiento en niveles de 1.0-1.5x de deuda sobre EBITDA. Además, Gestamp reforzará su perfil de crecimiento con inversiones que le permitan continuar siendo líder en tecnología e innovación, así como garantizar la rentabilidad de las operaciones.