Iberdrola se alía con Kuwait Petroleum para instalar cargadores eléctricos en todas sus gasolineras de España

La eléctrica avanza en la pugna por el negocio de los enchufes para coches eléctricos con puntos de alta potencia en un centenar de estaciones de servicio de la red Q8.

Las grandes energéticas se han embarcado en un carrera por desplegar puntos de recarga para coches eléctricos en espacios públicos para impulsar la movilidad sostenible. Para acelerar esa expansión en las carreteras las compañías están sellando acuerdos con petroleras para instalar los enchufes en sus gasolineras y estar presentes así en las principales vías del país aprovechando la capilaridad de las redes de estaciones de servicio.

Iberdrola, que ya cuenta con acuerdos con BP, Avia o Ballenoil, avanza en esa pugna por el negocio del coche eléctrico con una nueva alianza con el grupo Kuwait Petroleum para instalar puntos de recarga de alta potencia en el centenar de estaciones de servicio de su red de gasolineras Q8 en España, repartidas por once comunidades autónomas.

El acuerdo contempla implantar más de 200 puntos de recarga en 94 gasolineras de Q8 Energy Red localizadas en Andalucía, Aragón, Asturias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia, Madrid y Navarra. Estos cargadores de alta potencia, permitirán a los clientes de Q8 cargar sus vehículos en menos de 30 minutos con energía que la eléctrica garantiza que será 100% verde procedente de energías renovables.

Iberdrola ha incrementado en más de un 65% su red de recarga pública hasta superar los 2.700 puntos en más de 500 ubicaciones distintas en España, con un ritmo de expansión de más de un centenar de nuevos cargadores de este tipo al mes. Los planes de Iberdrola pasan por destinar 150 millones para instalar cerca de 150.000 puntos de recarga de alta eficiencia hasta 2025, tanto en la vía urbana, en ciudades y en las principales autovías como en hogares y en empresas.

“Este acuerdo constata la importancia de colaborar conjuntamente con todos los agentes implicados en la movilidad sostenible con un acción coordinada y eficaz y nos permite avanzar en nuestro compromiso de tener una estación de recarga rápida cada 100 kilómetros para que sea posible recorrer España de punta a punta en vehículo eléctrico”, ha explicado Raquel Blanco, directora de Smart Mobility de Iberdrola.