Juice Charger me 3, wallbox ‘plug and play’ de diseño compacto y minimalista

Esta estación de recarga está completamente preconfigurada de fábrica y lista para su uso inmediato.

Juice Charger me 3 es una estación de recarga fija (o wallbox) que nace como una versión mejorada de su antecesora, Juice Charger me. Creada por la multinacional suiza Juice Technology, en ella destaca su diseño compacto, minimalista y elegante, así como otras dos claves para el conductor de un vehículo eléctrico: calidad y seguridad.

Las posibilidades de Juice Charger me 3 son infinitas. Puede adquirirse de manera privada para instalar en el ámbito doméstico, pero también es ideal para equipar cualquier otro tipo de aparcamiento como hoteles, supermercados, centros de trabajo... Así, los usuarios podrán recargar de manera sencilla su coche mientras hacen la compra, descansan o van al gimnasio.

Con Juice Charger me 3 el proceso de carga se convierte en una experiencia fácil e intuitiva para el conductor. Prueba de ello es su funcionalidad ‘plug and play’, es decir, la wallbox está completamente preconfigurada de fábrica y lista para su uso inmediato.

Asimismo, cuenta con la funcionalidad ‘plug and charge’, compatible con la ISO 15118, que permite que en el momento en que se conecta a la toma de corriente, la estación de carga reconozca automáticamente cualquier coche registrado e inicia automáticamente el proceso de carga.

Se puede configurar en versiones de 11 o 22 kW, y la versión de 11 kW se puede actualizar a la versión de 22 kW con facilidad.

Homologado con la IP67, Juice Charger me 3 destaca por su total hermeticidad, que la protege contra el polvo, la suciedad y el agua. Según el fabricante, resiste temperaturas extremas, que van desde 30 grados bajo cero hasta 50 grados positivos.

El diseño como seña de identidad

Con Juice Charger me 3, Juice Technology ha perfeccionado aún más el diseño respecto a la versión anterior. Destaca por su tamaño compacto (28 cm de arista y 12,5 cm de profundidad) así como su ligero peso (solo 6,5 kilos, incluido el cable).

Posee una parte frontal de cristal acrílico resistente a los arañazos y la cubierta de la carcasa exterior y la base de la carcasa interior están hechas de un plástico compuesto de policarbonato y acrilonitrilo butadieno estireno, materiales que se caracterizan por su buena resistencia a los impactos, los arañazos y la abrasión, así como por su resistencia a los aceites y las grasas.

Prueba de que el diseño es una de las características destacadas del dispositivo son los reconocimientos internacionales en la industria del diseño que ha recibido: El Red Dot Award y el iF Design Award. El diseño minimalista, elegante y funcional de esta estación de carga ha sido subrayado por los prestigiosos jurados de ambos premios.

Otras características técnicas

1. Potencia de carga: La carga mono y trifásica con de seis a 32 amperios produce una potencia de carga de a 22 kW. La versión estándar suministrada de fábrica con una potencia de 11 kW se puede ampliar a 22 kW.

2. Carga/Gestión de carga: Un sistema de gestión de carga dinámica local en modo maestro-esclavo está a bordo de forma gratuita para hasta 250 estaciones de carga.

3. Equipado para espacios públicos: Opcionalmente, el equipo está disponible con contador (calibrado) certificado MID y opcionalmente con FI/LS integrado (disyuntor diferencial y disyuntor miniatura), listo para conexión directa con carriles conductores o cable de banda ancha.

4. Conectividad: El protocolo estandarizado Open Charge Point Protocol (OCPP 1.5/1.6) constituye la columna vertebral para la conexión con el Juice EXO (o backends y sistemas de edificios de proveedores externos) y permite la gestión de dispositivos, el mantenimiento remoto, la facturación o la gestión de la carga.

Tres interfaces estandarizadas (Modbus/TCP, Modbus/RTU y EEBUS) garantizan la comunicación con un Home Energy Management System.

La comunicación externa se lleva a cabo bien a través de una conexión Ethernet (LAN, RJ45) o bien a través del receptor de wifi integrado. Para su uso como estación de carga individual privada no es necesaria ninguna conexión de red y por lo tanto, el funcionamiento también es posible sin una conexión LAN.

5. Montaje: Puede montarse en la pared como wallbox en superficie o empotrado (con línea de alimentación por detrás).

6. Activación: Detrás del panel frontal se ha integrado un lector RFID (MIFARE Classic/Desfire). La activación por RFID es para todos los coches que no son compatibles con la norma ISO 15118 para «Plug and Charge». Las dos tarjetas incluidas ya programadas pueden bloquearse fácilmente y sustituirse en caso de pérdida.

7. Precios: Juice Charger me 3 en modelo básico: 1.199 euros; con contador MID 1.490; con contador MID y FI/LS 2142/ Pedestal: 499 euros / Vidrio de repuesto: 49 euros.