Mercedes, Nissan y Toyota en apuros

Un Juzgado de Barcelona admite a trámite la demanda colectiva de OCU contra Mercedes, Nissan y Toyota.

El Juzgado de lo Mercantil número 12 de Barcelona ha admitido a trámite la demanda colectiva contra Mercedes, Nissan y Toyota presentada por Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), según comunica la organización este viernes.

OCU señala que esta es la segunda demanda de las presentadas el pasado 19 de octubre de 2023 contra 10 fabricantes y cinco de sus matrices, en la que están englobados Porsche, Seat, Volkswagen, Audi, Skoda, Hyundai y Chevrolet, en la primera; Nissan, Mercedes, Lexus y Toyota, en la segunda, y Honda y Volvo en la tercera, que ha sido la primera en ser admitida a trámite.

La organización explica que la demanda ha sido admitida a trámite y ha acordado trasladar la misma a las marcas demandadas para que preparen y presenten su contestación a la demanda en el plazo de 20 días hábiles.

Asimismo, indica que por tratarse de una acción colectiva ejercida por OCU en su condición de asociación de consumidores, la organización debe llevar a cabo el llamamiento de posibles perjudicados, al que obliga la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Por ello, ha solicitado a todos los consumidores afectados, aquellos que compraron vehículos en periodo que va de junio de 2008 a agosto de 2013 para coches de la marca Nissan, de marzo de 2010 a febrero de 2011 para la marca Mercedes y de febrero de 2006 a agosto de 2013 para coches de la marca Lexus o Toyota, que pueden incorporarse a la acción por internet a través de página web.

El 10,61% de la compra

Con estas tres demandas, la OCU solicita de media el 10,61% del precio de compra en concepto de indemnización por el perjuicio ocasionado a los consumidores que adquirieron un vehículo por un importe superior del que deberían haber pagado de no haber existido acuerdos contrarios a la competencia.

$!Mercedes, Nissan y Toyota en apuros

A este importe se han de añadir los intereses de demora, desde la adquisición del vehículo, lo que equivaldrá por tanto a una indemnización total de entre un 14% y un 17,5% en función de la fecha de compra.

Con esta indemnización, OCU pretende resarcir a los propietarios que pagaron un sobreprecio en la compra de sus coches debido “al pacto colusorio” realizado por las citadas marcas.

Por último, la oganización espera que la demanda que resta “corra la misma suerte” y sea admitida a trámite en un corto plazo de tiempo, por lo que también invita a los usuarios afectados del resto de marcas del “cartel” a unirse a la acción de OCU para reclamar una legítima indemnización por el perjuicio sufrido como consecuencia del “pacto anticompetitivo” llevado a cabo por estas empresas, concluye.