Nissan asegura que el coche seguirá siendo fundamental para la industria española

La conectividad y el vehículo autónomo aportarían más 100.000 millones de euros al PIB español

La industria del automóvil está en pleno proceso de tranformación. La electrificación, la conectividad, la conducción autónoma y la inteligencia artificial están sacudiendo un sector estratégico para la economía española, dado el gran número de factorías de distintas marcas que se asientan en nuestro territorio.

Por suerte, y según concluyó en el IX Edición del Foro Nissan en Madrid, el impacto económico que tendría un desarrollo de la conectividad y el vehículo autónomo en nuestro país, superá los 100.000 millones de euros, un 7,5% del PIB español. Así lo explicó el propio Consejero Director General de Nissan Iberia, Bruno Mattucci: “la electrificación es la única puerta de entrada hacia el resto de las tendencias que vendrán, como la movilidad autónoma, la conectividad o la inteligencia artificial.”. De hecho, el 90% de los vehículos que Nissan vende en España ya es electrificado y a partir del próximo año, todos los vehículos que Nissan ponga en el mercado europeo serán eléctricos. Para Mattucci, “el verdadero game changer del vehículo eléctrico serán las baterias de estado sólido, reduciendo significativamente el precio de los vehículos eléctricos, reduciendo un tercio el tiempo de carga y duplicando la autonomía de los vehículos”.

$!IX Edición del Foro Nissan en Madrid

Según Matuzzi, “la inteligencia artificial y la conectividad de los vehículos pueden hacer la vida más fácil, más segura, más conectada y más emocionante. La Inteligencia Artificial tiene ventajas, como hemos podido ver en el debate de hoy: análisis de datos para eliminar el error humano y el riesgo en la conducción, disponibilidad 24/7 y reducción de la accidentalidad, con el objetivo 0 accidentes”.

El Consejero Director General de Nissan Iberia concluyó que ”no podemos quedarnos atrás, debemos acelerar trabajando sobre los beneficios de la IA, mediante una legislación coordinada entre lo público y lo privado, para que la inteligencia artificial entregue ese potencial que puede hacer un profundo bien a la sociedad, ayudando a mejorar, por ejemplo: la producción industrial, la eficiencia energética, la lucha contra la accidentalidad y las 0 emisiones en la movilidad sostenible para a lucha contra la crisis climática”.

Adaptación de la industria del automóvil

Las marcas de coches están haciendo inversiones multimillonarias para adaptar sus fábricas a la electrificación. De esto precisamente habló Jordi Vila, Divisional Vicepresident Marketing and Sales de Nissan, quien comentó que: “desde mi perspectiva europea, contemplo cómo algunos otros países que además son competidores de España a la hora de fabricar vehículos, han hecho una apuesta clara por la electrificación y, por ejemplo, en Alemania, Francia o Reino Unido ya tienen cuotas de vehículo electrificado cercanas o por encima del 25%. Para mí el mensaje en España debe dirigirse al consumidor: hoy en día el coche eléctrico es ya una realidad, se pueden hacer viajes por toda España y Europa en vehículo eléctrico y las ventajas que proporciona al consumidor son mucho mayores que cualquier otra tecnología en términos medioambientales, pero también en términos económicos, con ahorros medios en el uso del vehículo eléctrico de cerca de 2.500 euros al año para un particular.”.

Otro gran reto para las firmas automovilísticas es dotar a sus vehículos de la tecnología necesaria para hacerlos más seguros y conectarlos al mundo digital. Vila puso como ejemplo la tecnología de Nissan como un avance en materia de seguridad. Por ejemplo, con el LIDAR Nissan ha dado un gran paso al incorporar esta nueva tecnología de control de maniobra, que basada en una tecnología de sensores para la percepción de la realidad, prevendrá colisiones

$!Sistema de conducción semiautónoma en el Nissan Qashqai

Proyectos como Brain to Vehicle, también permiten a los vehículos de Nissan a interpretar las señales del cerebro del conductor, redefiniendo la forma en que las personas interactúan con sus coches, al anticiparse a los movimientos previstos en determinadas situaciones. Estos sistemas pueden realizar acciones, como girar el volante o frenar el coche, entre 0,2 y 0,5 segundos más rápido que el conductor.

También destaca el sistema Invisible to Visible, que ayudará a los conductores a través de la combinación de la información de los sensores situados en el vehículo y con los datos de tráfico alojados en la nube, permitiendo al sistema distinguir el entorno inmediato del vehículo y anticiparse a aquello que el ojo humano no puede ver, mostrando incluso lo que hay detrás de un edificio o a la vuelta de la esquina. Conducción conectada y autónoma, como nunca antes.

Vila concluyó su intervención diciendo que “la tecnología y la inteligencia artificial tienen un papel social muy importante”. Destacó que “la electrificación y la movilidad autónoma unida a la inteligencia artificial podría hacer que zonas rurales desconectadas de España se puedan conectar a través de los vehículos para favorecer aspectos como la atención médica o farmacéutica, de manera que la población de esos lugares aproveche las oportunidades de la tecnología, es decir, nuevamente, innovar y usar la tecnología para enriquecer la vida de los ciudadanos”.

Finalmente, Óscar Pulido Fleet Electrification Lead de Transport and Environment destacó que: “la inteligencia artificial usada de una manera adecuada, puede suponer una oportunidad en el mundo del vehículo eléctrico. Un claro ejemplo sería utilizar su potencial con el fin de mejorar nuestra eficiencia energética, ayudándonos a crear unos hábitos que reduzcan la demanda de electricidad, así como mejoren la experiencia del usuario”.