Stellantis y CATL acuerdan el suministro de baterías para la producción de coches eléctricos en Europa

Ambas compañías consideran la posibilidad de una inversión conjunta en forma de joint venture con aportaciones equivalentes

El grupo automovilístico Stellantis ha firmado un memorando de entendimiento (MoU) no vinculante con la empresa china CATL para el suministro de células y módulos de baterías de litio, hierro y fosfato (LFP) para la producción de vehículos eléctricos del grupo en Europa, mientras sigue la vista puesta en la gigafactoría de baterías que Stellantis construirá en Figueruelas (Zaragoza) y que está buscando métodos de financiación con el Gobierno de España y el de Aragón.

Según ha confirmado Stellantis en un comunicado, el acuerdo establece una colaboración a largo plazo entre ambas compañías con dos puntos estratégicos principales: la creación de una hoja de ruta tecnológica “audaz” para apoyar los vehículos eléctricos de Stellantis y la identificación de oportunidades para reforzar la cadena de valor de las baterías. En este sentido, las dos compañías están contemplando la creación de una ‘joint venture’ con aportaciones equivalentes.

Stellantis ha alcanzado acuerdos con varias empresas para el suministro de baterías y la creación de joint venture, entre los que destaca la compañía StarPlus Energy, creada con Samsung SDI y con la que están construyendo la primera gigafactoría en Estados Unidos al tiempo que ya han anunciado la segunda planta en el país. El otro acuerdo más destacado del grupo es con LG Energy Solutions, con quien invertirá más de 3.600 millones para una planta de baterías en Canadá.

El consejero delegado de Stellantis, Carlos Tavares, ha valorado el acuerdo con CATL como “otro ingrediente” en su estrategia para proteger la libertad de movilidad de la clase media europea. “CATL es el líder de este sector y, junto con nuestras emblemáticas marcas de vehículos, aportaremos a nuestros clientes una tecnología de baterías innovadora y accesible, y nos ayudará a alcanzar nuestra ambición de cero emisiones netas de carbono para 2038”.

Sobre la relación de este acuerdo con la gigafactoría de Zaragoza, fuentes de la compañía han asegurado a Europa Press que “continúan” explorando las oportunidades de inversión para ejecutar su estrategia de electrificación y proporcionar células “asequibles de baja densidad energética”, al tiempo que han remarcado “no tener nada más que decir”.

El megaproyecto de baterías de Stellantis en Zaragoza ha recibido 55,9 millones de euros de los 200 millones esperados en las ayudas del Perte del Vehículo Eléctrico Conectado (VEC) II, una concesión que el grupo lamentó que no había cumplido sus expectativas.

No obstante, el Gobierno de España publicó un comunicado para asegurar que estaban trabajando en una hoja de ruta que permita crear “las condiciones necesarias” para que la compañía alcance el nivel de ayudas para la viabilidad económica del proyecto “Antares”, la denominación con la que se registró este proyecto.