Toyota, Sony y Denso invierten casi 19.000 millones en dos plantas de semiconductores en Japón

La primera fábrica comenzará a operar en 2024 y la segunda a finales de 2027

Toyota Motor Corporation, Sony Semiconductor Solutions Corporation (SSS) y Denso Corporation han anunciado este martes una mayor inversión en Japan Advanced Semiconductor Manufacturing, (JASM), la subsidiaria de fabricación de TSMC con sede en Kumamoto, Japón, para construir una segunda fábrica, la cual está programada para comenzar a operar a fines del año 2027.

Junto con la primera fábrica de JASM, que está programada para comenzar a operar en 2024, la inversión total es de más de 20.000 millones de dólares (18.621,8 millones de euros).

Las entidades añaden que en respuesta a la creciente demanda de los clientes, JASM planea comenzar la construcción de su segunda fábrica para finales de 2024. Además, Toyota también adquirirá una participación minoritaria.

Se espera que la ampliación de la escala de producción mejore la estructura de costes generales y la eficiencia de la cadena de suministro para JASM. Con ambas fábricas, se espera que el sitio de Kumamoto de JASM ofrezca una capacidad de producción total de más de 100.000 obleas para semiconductores de 12 pulgadas por mes, comenzando desde las tecnologías de proceso de 40, 22/28 y 6/7 nanómetros para aplicaciones automotrices, industriales, de consumo y relacionadas con HPC.

El plan de capacidad puede ajustarse aún más en función de la demanda de los clientes, indican las empresas. Con ambas fábricas, se espera que el sitio de Kumamoto cree directamente más de 3.400 empleos profesionales de alta tecnología.

Con esta inversión, TSMC, SSS, Denso y Toyota tendrán participaciones accionariales aproximadas del 86,5%, 6%, 5,5% y 2% en JASM, respectivamente. El cierre de la transacción entre JASM, TSMC, SSS, Denso y Toyota está sujeto a condiciones de cierre habituales, concluyen las compañías.