Volkswagen Navarra consigue los mejores resultados medioambientales de su historia

La planta de Landaben lidera dos de los cinco indicadores evaluados anualmente en la producción de cada vehículo en las 15 fábricas de la marca

Volkswagen Navarra ha conseguido los “mejores resultados medioambientales” de su historia y lidera dos de los cinco indicadores evaluados anualmente en la producción de cada vehículo en las 15 factorías de la marca Volkswagen, con el objetivo trazado en 2010 de reducir en un 45% el impacto medioambiental para 2025, ha informado la compañía en una nota.

La marca Volkswagen examina anualmente en cada una de sus fábricas el consumo de energía y el de agua, las emisiones de CO2, las de disolventes y la deposición de residuos para, de esta manera, medir el impacto ambiental en la producción de cada vehículo y comprobar la evolución en el camino marcado hacia el objetivo planteado en el marco de la estrategia ThinkBlue Factory.

$!Volkswagen Navarra

La panta de Landaben lidera el indicador de consumo de energía, que se sitúa en 843 kWh por vehículo, lo que supone un descenso del 23% desde 2010, y también encabeza el indicador de menor consumo de agua en la producción de cada automóvil, que alcanza los 0,90 m3 por coche, lo que implica un descenso del 38%. Las reducciones en los otros tres indicadores desde 2010 son igualmente notables: 71% en deposición de residuos, 39% en emisiones de disolventes, y 32% en emisiones de CO2.

El presidente de Volkswagen Navarra, Michael Hobusch, ha expresado su “satisfacción” por el trabajo de toda la plantilla, que permite a la fábrica continuar año tras año entre los centros de Volkswagen más eficientes desde la óptica medioambiental: “Volkswagen Navarra siempre ha apostado por la eficacia y la eficiencia. Y el cuidado del medio ambiente también forma parte esencial de nuestra filosofía, compartida y materializada por una plantilla responsable, que se plasma en estos excelentes resultados”.

Entre otros factores determinantes para mantener estos indicadores, Ana Moreno Twose, delegada ambiental de la fábrica navarra, destaca “el trabajo en equipo y la intercomunicación, así como la asunción de responsabilidades en cada una de las áreas, no sólo en las de producción”.