Viajar en moto en verano sin calor y bien protegido ¿Es posible?

Los motoristas deben ir muy bien equipados para protegerse en caso de caída, pero ello no tiene por qué suponer pasar calor, aquí os mostramos cómo ir frescos y seguros en verano

Estemos en plena ola de calor, o no, son muchos los motoristas que no quieren renunciar a disfrutar de su pasión. La sensación de libertad, gozo y adrenalina que conceden unos kilómetros en moto no se pueden comparar con el aire acondicionado de un piso. Como compañeros del símbolo de la victoria, el gesto que comparten los usuarios de las dos ruedas en carretera, os ayudaremos a combatir las altas temperaturas sin necesidad de jugarnos la piel ante una caída. Por increíble que parezca, podemos ir frescos y seguros en verano.

moto verano
Ir en moto en verano no debe ir ligado a renunciar al equipamiento necesario | Foto: Pexels
La seguridad en moto no es una broma, o un meme para Instagram, y unos grados de más en el termómetro no nos pueden invitar a desnudarnos. Equiparse lo mejor posible es esencial para tratar de amortiguar el golpe en caso de accidente, un infortunio que puede suceder en el momento menos esperado.

El mejor casco para la moto en verano

Por increíble que parezca 10 motoristas fallecieron en 2021 por no llevar el casco, un accesorio que es obligatorio. Pero no solo eso, la cabeza es la parte más delicada y vulnerable, por lo que debe ser lo primero y lo que mejor protejamos. Según la Organización Mundial de la Salud, el casco reduce en un 50% las lesiones mortales en la cabeza.

Existen tres tipos de cascos:

  • Casco integral: Esta opción es la recomendada puesto que es la que mejor protege, aunque evidentemente es la que más calor da. Sin embargo, existen modelos de todo tipo y los fabricantes lanzan gamas específicas para los viajes más largos y tediosos. Se suelen llamar Touring o ruteros y tienen entradas de aire en la parte frontal y trasera que permiten que haya un pequeño flujo de aire dentro de la calota.
  • Casco abierto: Este tipo de casco es el más fresco y cómodo, pero a su vez es el que menos protección ofrece frente a un accidente.
  • Casco abatible: Esta es la opción intermedia entre los dos modelos anteriores. Incorpora un mentón abatible que permite funcionar como casco abierto o integral. Además, esta apertura permite comunicarse sin necesidad de quitarse el casco, lo que lo hace ideal para la ciudad. Lo más aconsejable es abrirlo sólo cuando estemos parados y volver a cerrarlos cuando reiniciemos la marcha. De este modo podemos ventilar el interior del casco y aliviar el calor de un modo muy efectivo.

Los guantes más recomendados para ir en moto en verano

Cuando sufrimos un accidente en moto nuestro primer instinto es tratar de detener la caída con las manos, por lo que es uno de los miembros más expuestos a la abrasión. Esto hace necesario que utilicemos unos guantes muy resistentes. Por norma general, cuanta más protección ofrecen más aparatosos son, lo que juega en contra de la ventilación.

Por ello para verano, y siempre que no vayamos a realizar viajes largos o salidas arriesgadas, recomendamos unos guantes finos y ligeros, de cuero o textil, ventilados y perforados para que pueda circular aire por su interior. A pesar de la recomendación de la DGT, y tras el revuelo mediático que generó la implantación de los guantes de manera obligatoria, finalmente no se incluyó en la reforma de la Ley de Seguridad Vial. Así que, sigue siendo decisión nuestra.

Chaqueta y pantalón de verano para la moto

Finalmente protegeremos el resto del cuerpo. Por lo general la ropa de moto suele ser resistente, pesada y de tamaño considerable. Los materiales utilizados implican esas aptitudes para evitar la abrasión en caso de rozar contra el asfalto y además suele albergar protecciones en su interior.

Empezamos por la chaqueta. Para el verano existen piezas específicas más delgadas, perforadas y con sistemas de ventilación para poder ir protegidos sin pasar calor. Lo más importante es que, ya sean de verano invierno, estas piezas contengan protecciones específicas para hombros, codos, espalda y tejidos especiales para la abrasión. También existen los chalecos refrigerados, que pueden ser de tres tipos: aquellos que usan tu sudor, los que debemos remojar y los que rellenas con agua en su interior.

Equipamiento de moto
Equipamiento de moto
Para la parte baja del cuerpo también existen pantalones y botas específicas para moto. La primera regla es que ya sea para verano o inviernos, tanto los pantalones como las botas deben ser siempre largas. Además, los primeros deben llevar protecciones en rodillas y caderas. Por suerte, algunas marcas como ByCity ofrecen modelos convertibles, que con una cremallera en la pantorilla nos permiten disfrutar de unos vaqueros cortos durante nuestras paradas.

Respecto a las botas, hay muchos tipos con tejidos transpirables que cumplirán las dos misiones que perseguimos: protección ante caídas y evitar el calor. Las firmas de componentes son conscientes de las altas temperaturas y ofrecen una gama de botines urbanitas, con más ventilación, pero la misma protección para la zona del cambio y los tobillos.

Hay que recordar que la seguridad también depende del confort. Si no viajamos a gusto podemos distraernos o sufrir más fatiga de lo habitual. Además, en verano, se puede experimentar un golpe de calor, causando un grave accidente. Por eso, en verano es mejor viajar frescos aunque siempre tratando de ir lo más protegidos posible.