Tier reciclará las baterías de 172.000 vehículos

Tier se asocia con Remondis para reciclar las baterías de todos los vehículos que ha desplegado en 18 países europeos, incluido España.

El proveedor de micromovilidad Tier Mobility se ha asociado con Remondis para reciclar las baterías de los más de 172.000 vehículos con los que la compañía opera en 18 países europeos, incluyendo España, según ha informado en un comunicado.

Tier y Remondis se comprometen a darles una segunda vida a metales preciosos como el cobalto, el níquel y el manganeso y otros materiales reciclables como plásticos, aluminio y componentes electrónicos presentes en las baterías, que solo se reciclan si no se pueden reparar o reutilizar.

Esta iniciativa se suma a la alianza cerrada en febrero con la startup berlinesa Vertical Values para prolongar la vida útil de las baterías mediante su reparación y reciclaje. Así, Tier da un paso adelante en su estrategia de economía circular para minimizar el impacto medioambiental de sus vehículos.

Tier en España

En España, la compañía tiene desplegados 700 patinetes eléctricos en las ciudades de Málaga y Tarragona, así como más de 2.000 bicicletas eléctricas que opera Nextbike en Bilbao, Ibiza y León.

La compañía alemana entró en el país a finales del año pasado tras la adquisición de Nextbike, que ya operaba en España, tras un primer intento en Barcelona en 2018, que finalmente abandonó por la confusión que generaba un contexto sin una normativa clara que regulara el sector y que creaba una tormenta perfecta de hasta 22 compañías trabajando a la vez.

Desde su entrada, como confirmó Manuel Arauco a Neomotor, la voluntad de Tier en España es ir sumando ciudades a su portfolio, con el gran objetivo de Madrid, que recientemiente ha puesto en marcha un proceso de licitación para un servicio de micromovilidad en el que la alemana es una de las favorias para desplegar sus servicios gracias a su experiencia en otras grandes capitales europeas.

Desde la firma de micromovilidad ven en España un mercado con un gran potencial por el incipiente interés de usuarios y ciudades por métodos de transporte alternativos, como son la bicicleta eléctrica y el patinete eléctrico. Tier confía que la apuesta de Madrid por estos servicios sirva de impulso para que ciudades más pequeñas también quieran ofrecer servcios de micromovilidad compartida a sus ciudadanos.