Mitsubishi presenta el prototipo XFC Concept

Mitsubishi adelanta un futuro SUV pequeño para los mercados asiáticos con este prototipo futurista.

Que Mitsubishi haya decidido apostar por el uso de plataformas compartidas de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi en Europa para lanzar sus nuevos coches, como hemos visto con el nuevo ASX, no quiere decir que la firma de los tres diamantes ya no desarrolle coches propios. El XFC Concept, un nuevo prototipo con el que anticipa un nuevo SUV pequeño para los mercados asiáticos es la prueba de que la marca está tan viva como siempre y que mantiene su esencia campera por encima de todo.

De hecho, lo que Mitsubishi ha hecho en Europa no es nada fuera de lo común, sino que responde a la estrategia ‘leader-follower’ de la Alianza en todo el mundo, según la cual cada marca desarrolla plataformas y tecnologías específicas para sus mercados dominantes y las comparte con sus socios. Renault desarrolla los B-SUV para Europa por lo que es lógico que el nuevo ASX sea un Renault Captur con los tres diamantes del logotipo de la japonesa.

Por el contrario, Mitsubishi se reparte con Nissan los mercados asiáticos, con Nissan ocupándose del segmento C-SUV para todo el mundo y compartiendo el desarrollo de Key Cars en Japón. En ese sentido, Mitsubishi ha encontrado un hueco con los B-SUV en Asia y el XFC anticipa lo que está por venir.

Evolución estética y tecnológica

Como es habitual en los prototipos, es mejor fijarse en algunos detalles concretos que en todo el conjunto, siempre lleno de ejercicios de desarrollo de ciertos componentes que podrían llegar en el futuro. En ese sentido, el XFC Concept luce futurista y, en contra de la tendencia habitual, no busca la fluidez, sino la robustez y el carácter. Quiere imponer y lo intenta a través de una silueta llena de líneas de carácter, rodeada de protecciones y con detalles, como sus llantas, con un diseño muy llamativo.

$!Tercio trasero del Mitsubishi XFC Concept.

Como elementos destacables, muy probablemente el futuro XFC de combustión conservará la parrilla Dynamic Shield, que evoluciona en términos de diseño respecto a los modelos actuales y presenta un patrón hexagonal -replicado en dos luces LED bajo la misma y en los faldones laterales-, y la firma lumínica, idéntica delante y detrás, con dos grupos ópticos en forma de ‘L’ y cinco franjas iluminadas debajo.

Como experimentos tecnológicos llaman la atención la ausencia de retrovisores en favor de cámaras y de las manijas de las puertas. La zaga recuerda al frontal con la misma firma lumínica, la forma del portón del maletero, que parce la parrilla, y las mismas luces hexagonales en la zona inferior, que imitan unas salidas de escape.

En busca de una calidad premium

El interior también se muestra futurista, pero deja entrever que la marca buscará mejorar la sensación de calidad percibida con materiales blandos y probablemente de origen sostenible. El ecosistema digital es el más avanzado jamás visto en la firma japonesa, con dos pantallas unidas que sirven de cuadro de instrumentos y sistema de infoentretenimiento y una batería de paneles táctiles para la climatización y los comandos en el volante.

$!Interior del Mitsubishi XFC Concept.

En cuanto a su propulsión, nada se sabe todavía. Podría ser 100% eléctrico, pero el despliegue de la electrificación en los mercados asiáticos está siendo más lento que en Europa, por lo que podría incluir versiones de combustión. No hay nada confirmado más allá de un modo específico de conducción adaptado a inundaciones, así como los modos normal, grava, barro y mojado.

Mitsubishi pretende lanzar la versión de producción de este SUV pequeño entre 2023 y 2024 en los mercados asiáticos. Desde la compañía no han descartado que no vaya a llegar a Europa, pero será complicado si se mantiene la estrategia actual de la Alianza.