Los finalistas del Car Of The Year 2024: BYD Seal

La marca china concurre por primera vez a la final con una berlina 100% eléctrica disponible con tracción trasera de 313 CV o total de 530 CV.

Por primera vez en la historia del premio The Car of The Year, un coche chino se cuela entre los siete finalistas que pueden ganar este prestigioso galardón. Se trata del BYD Seal, que llega para torpedear a las marcas tradicionales ofreciendo toda la tecnología y ofreciendo un modelo exclusivamente eléctrico. La marca lo empareja directamente con el Tesla Model 3, aunque no se acerca demasiado en cuanto al precio.

Cargando reproductor ...

El BYD Seal ofrece estéticamente un carácter refinado y elegante a primera vista. Se trata de un diseño del equipo de Wolfgang Egger (ex Seat) y emplea el lenguaje “Ocean Aesthetics”. El frontal es ciertamente agresivo, con una X muy marcada y formas esculpidas que siguen recorriendo su perfil hasta la zaga de estilo coupé.

$!BYD Seal.

Sus dimensiones de berlina le delatan. Mide 4,80 metros de largo por 1,87 m de ancho y 1,46 m de alto, ofreciendo una distancia entre ejes de 2,92 metros. El espacio de carga es de 400 litros de capacidad que se suma a los 53 litros del maletero delantero.Se ofrece en el mercado español desde 46.990 euros con la versión de 313 caballos, mientras que la versión de tracción total de 530 caballos parte de los 48.990 euros.

Ambos BYD Seal disponen de un sistema de carga que admite corriente continua de 150 kW, con el que la batería pasa del 30% al 80% en 26 minutos. El tope en tomas trifásicas es de 11 kW y serían menos de 8 horas para una carga completa.

$!BYD Seal.

En ambos casos la batería tiene 82,5 kWh. Es una batería de gran capacidad con la propuesta Blade Battery, y eso le permite tener una autonomía homologada de 570 kilómetros en el caso de la versión de 313 caballos (tracción trasera) y de 520 kilómetros en la de 530 caballos (tracción total). Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en solo 3,8 segundos, de ahí que en la parte trasera en el portón luzca ese 3.8.

En el interior destaca la gran pantalla central. Es una pantalla rotativa de 15,6 pulgadas que se suma una de instrumentación de 10,25 pulgadas, que recuerda a una tablet tanto por su forma como por sus gráficos. El sistema de infoentretenimiento es intuitivo, se nota que está basado en las gráficas y los comandos que necesitamos en nuestro smartphone.

$!BYD Seal.

Han dejado ciertos botones convencionales a mano, pero demanda demasiada navegación para detalles como la frenada regenerativa o la gestión de las ADAS. Algo que ya empieza a ser habitual en todas las marcas.