Todos los secretos del resucitado Salón de Ginebra

El próximo lunes se celebra en la capital suiza una nueva edición de la muestra otrora referencia en Europa con las marcas chinas y Renault como protagonistas.

El salón del automóvil de Ginebra vuelve por sus fueros. Tras una apuesta atrevida con la organización del Salón del Automóvil de Qatar en octubre pasado, el Geneva Motorshow vuelve a celebrarse tras varios años de ausencia. La muestra se celebrará del 26 de febrero al 3 de marzo, siendo la ceremonia de la elección del Car Of The Year el primer evento del salón.

El que fuera referencia mundial para las marcas europeas, repite escenario (el Palexpo de Ginebra) y fechas (última semana de febrero y primera semana de marzo) en 2024, aunque lo hace con un horizonte bien distinto que en otras ocasiones.

Las disputas en el año de la cancelación por culpa de la pandemia del coronavirus (2020) entre los organizadores y los fabricantes, por la devolución de parte de lo invertido, acabó provocando la ausencia del salón de estrella de Europa en 2021, 2022 y 2023 (Ginebra era de los pocos salones europeos con periodicidad anual).

Menos europeo

En este 2024 el escenario viene marcado por la mayor presencia de marcas chinas y por la práctica total ausencia de fabricantes europeos. El único que mantiene su apuesta firme por la muestra suiza es el grupo Renault, que mostrará sus sueños al mundo de la mano del incombustible Luca De Meo. Dacia y la propia Renault serán los encargados de defender el pabellón de los que juegan en casa. Junto a ellos, Silence será la representación española ante la ausencia de Seat y Cupra. El nanocar de la empresa de acciona dará un punto de Seat al ser la base del nuevo microcar de la marca española que saldrá al mercado en 2025 tal y como ya avanzó EL PERIÓDICO. Aunque Silence tiene algún otro as en la manga de mayores dimensiones que en breve podría anunciarse.

El resto de la alineación de marcas está capitalizado por los fabricantes de coches chinos. BYD despliega su arsenal con toda su gama de modelos eléctricos y la presencia del Seal U, su primer híbridos enchufable que llegará a España antes de que acabe este año. También destaca la marca líder en el mercado español durante varios meses del pasado 2023, MG (que algunos siguen pensando que es un fabricante inglés). Completarán el elenco varios carroceros y preparadores que tradicionalmente aportan luz a la cita con el salón de Ginebra, como Pininfarina, Kimera, Lazareth o Shenzer. Destacar también otros fabricantes como Lucid, Microlino y también Isuzu, formando una propuesta con unas 30 marcas expositoras.

Futuro incierto

Se desconoce aun si habrá continuidad con este salón suizo en 2025 y Sandro Mesquida, presidente del salón, señaló recientemente que anunciarán las fechas al final del certamen de este año. Lo que sí está claro es que en 2025 habrá nuevamente Salón del Automóvil de Qatar (probablemente otra vez en octubre). Ginebra apuesta por su resurrección en un entorno complicado, y es que este salón que nació en 1905 ha pasado por uno de sus momentos más críticos.

Los principales fabricantes europeos como el Grupo Volkswagen (con sus cinco marcas), BMW, Mercedes-Benz, Stellantis (con sus 9 marcas), así como los japoneses Toyota, Nissan, Mitsubishi y Mazda, y los coreanos Hyundai y Kia, parecen haberse divorciado del Geneva Motorshow. Aunque siempre es posible una reconciliación.

En un mercado cambiante y marcado por las normativas de emisiones, y la amenaza (en positivo) de las marcas chinas pueden acabar marcado una reacción en la que necesiten de nuevo la gran pasarela del automóvil para abrirse al mundo. Eso si es que antes no se han acabado fusionando la mayor parte de ellos, empezando por los grupos Renault y Stellantis. Y es que cuando el río suena, agua lleva.