Volvo presenta el EX90, un superordenador sobre ruedas

El Volvo EX90 representa el camino que ha tomado la automoción basando su propuesta de valor en la tecnología, la sostenibilidad y la seguridad por encima de todo.

El Volvo EX90 ya es una realidad. Tras meses de espera y generación de expectativas, el coche más seguro de la historia de la firma sueca, y posiblemente uno de los más seguros del mundo, debuta para iniciar un nuevo camino en la compañía. Este es el primer gran lanzamiento de la marca desde el XC40 en 2017 y significa el primer coche que llega bajo el liderato de Jim Rowan, que tomó el cargo de CEO de Volvo el pasado mes de marzo para suceder a Hakan Samuelsson.

El EX90 no es un vehículo cualquiera, es el nuevo buque insignia de la marca para la nueva era eléctrica, un SUV de siete plazas 100% eléctrico que ejemplifica a la perfección el camino que ha tomado la industria de la automoción casi en su totalidad. Es un coche que ya no destaca por su motor o sus prestaciones -muy buenas, por cierto- sino por su carga tecnológica. Veamos lo que propone.

Lo primer es la seguridad

Hace tiempo que Volvo ha hecho de la seguridad su pilar más importante, posicionándola por encima de todo. Tal es su apuesta, que empezamos este artículo hablando de ello antes incluso que de su motor o diseño. Ya adelantó Neomotor que el EX90 sería poco menos que un ángel de la guarda.

$!Volvo EX90 cargándose.

Destaca sobre todo lo que en Volvo llaman el escudo invisible interior y exterior gracias a sensores como cámaras, radares y el sistema LiDAR conectados a ordenadores de alto rendimiento donde el software interno del vehículo, desarrollado junto a Nvidia, crea una imagen en tiempo real de 360 grados de los alrededores del vehículo. Estos radares y sensores son capaces de responder y reaccionar para evitar un accidente o intentar que sea más leve. El LiDAR, por su parte, detecta todo lo que hay delante del vehículo, sea de día o de noche y a cualquier velocidad, siendo capaz, dice Volvo, de ver pequeños objetos a cientos de metros.

En el interior, el escudo invisible mide la concentración del conductor a través de la mirada, avisándolo sise distrae o se muestra somnoliento. Si el conductor se duerme, el EX90 es capaz de detenerse con seguridad en el margen de la carretera y pedir ayuda. Asimismo, es capaz de detectar si el conductor se ‘olvida’ a alguien dentro del coche al cerrarlo para así mantener la climatización para evitar accidentes por calor o frío.

$!Tercio trasero del Volvo EX90.

En el futuro podrán añadirse más funciones y mejorar las presentes mediante el aprendizaje constante de su software y las actualizaciones inalámbricas.

Casi un superordenador

El sistema operativo del EX90, controlado por los sistemas de Inteligencia Artificial de Nvidia Drive, las plataformas de Snapdragon Cockpit de Qualcomm Technologies y un software desarrollado para este vehículo por los ingenieros de Volvo toman todas las decisiones y ejecutan la mayoría de las funciones principales del vehículo, pasando por la seguridad y la conectividad.

$!Interior del Volvo EX90.

En ese sentido, el EX90 propone un ecosistema digital en el interior en el que la pantalla central de 14,5 pulgadas será el protagonista y desde la que se podrá controlar el sistema de infoentretenimiento con los servicios de Google integrados -Google Maps, Asistente de Voz, Google Play- y compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto. Los gráficos de las pantallas, tanto de la gran pantalla central como del cuadro de instrumentos están desarrollados sobre el motor gráfico Unreal Engine, popular en el mundo de los videojuegos gracias a nombres como Fortnite.

A este despliegue habrá que sumar conexión 5G permanente, un sistema de sonido premium Bowers & Wilkins con la función Dolby Atmos, por primera vez incluida en Volvo, y soluciones como el uso del móvil como la llave del vehículo.

El diseño interior, por cierto, es minimalista y muy elegante, basado en un espacio limpio con solo la gran pantalla y el cuadro de instrumentos digital ocupando un habitáculo basado en las líneas rectas para aportar más amplitud.

En el exterior, el EX90 se muestra muy reconocible, aunque supone una importante evolución respecto a la gama actual de Volvo. Representa a la perfección el diseño escandinavo, limpio y elegante, donde la funcionalidad está por encima de todo.

Altas prestaciones eléctricas

Ahora sí, ya toca toda la información referente a su motor y sus prestaciones. Hablamos de un coche eléctrico -Volvo lanzará un eléctrico al año hasta 2030 con el objetivo de únicamente vender vehículos de este tipo a partir de ese año- con dos motores eléctricos, uno en cada eje para disponer de tracción integral, de 380 kW (517 CV) de potencia total y 910 Nm de par máximo. Son cifras importantes, pero Volvo orientará este vehículo al confort y la seguridad, no a la deportividad.

$!Zaga del Volvo EX90.

Sus motores se alimentarán de una batería de 111 kWh de capacidad para una autonomía máxima de hasta 600 kilómetros que podrá recargarse en corriente continua del 10% al 80% en menos de 30 minutos.

El Volvo EX90 empezará a fabricarse el año que viene en Estados Unidos y, más adelante, también en China. Cuando empiece su fabricación, la firma sueca espera que ambas instalaciones sean neutras en emisiones de carbono.