Volvo quiere que cargar un eléctrico sea tan fácil como poner gasolina

Tanto la localización del puesto como la carga y el pago se hará desde una misma aplicación

Volvo sigue firme con su plan de convertirse en una marca 100% eléctrica para el año 2030, y eso pasa forzosamente por solventar uno de los principales inconvenientes de este tipo de coches: la carga. La compañía escandinava quiere que esta operación se asemeje lo máximo posible a la comodidad de repostar combustible en una gasolinera, para lo cual ha creado una aplicación móvil con la que se pueden ver los puntos disponibles, realizar la carga y después pagarla de una forma muy sencilla.

Volvo XC40 Recharge eléctrico
Volvo XC40 Recharge eléctrico
La app permitirá a los clientes de un Volvo eléctrico encontrar cientos de miles de puntos de carga públicos de multitud de operadores, obtener información en tiempo real sobre su disponibilidad y pagar el servicio a través de una única interfaz”, explica la marca. “Muchos de nosotros hemos sentido la frustración de tener que navegar por múltiples apps y llevar distintas tarjetas para distintos operadores de recarga”, afirma Olivier Loedel, responsable de Ecosistemas de electrificación de Volvo Cars. «Nuestro objetivo era hacer la vida más fácil a nuestros clientes y eliminar una de las principales barreras para que los clientes cambien a un vehículo eléctrico. Con la app de Volvo Cars, crearemos una plataforma de recarga digital».

La firma escandinava ya ha hecho importantes avances en esta evolución del proceso de recarga, como demuestra el hecho de que en China haya firmado un acuerdo con los tres principales operadores nacionales —Star Charge, State Grid y TELD—, que juntos cubren más del 75 % de los puntos de recarga públicos del país. Los clientes pueden localizarlos, iniciar la carga escaneando un código QR y pagar directamente desde la app de Volvo Cars a través de los principales servicios de pago.

Volvo XC40 Recharge durante la carga
Volvo XC40 Recharge durante la carga
En Europa, por su parte, los conductores de un Volvo eléctrico pueden elegir entre más de 270.000 puntos de recarga tras la integración en la app en la red Plugsurfing, que permite el acceso transfronterizo a la carga en todo el continente. La compañía nórdica ha anunciado inversiones en puntos de recarga rápida de la marca Powerstop en diversos países, como Polonia, Italia y Bélgica. En España concretamente, Volvo trabaja junto a la empresa nacional de servicios públicos Iberdrola para instalar puntos de recarga en los concesionarios. Al invertir en la instalación de puntos públicos de recarga en concesionarios y vías interurbanas, Volvo impulsa la disponibilidad de una infraestructura de recarga pública fiable en Europa, accesible tanto para clientes de vehículos Volvo como de otras marcas.

De igual modo, Volvo también ha establecido varios acuerdos sobre precios preferentes. A través de Plugsurfing, los propietarios de un Volvo eléctrico podrá disfrutar de tarifas especiales durante los primeros 12 meses al cargar en las estaciones Ionity de toda Europa. En Suecia y Noruega, Volvo Cars se ha asociado con el operador de recarga MER para ofrecer tarifas preferentes en esos países.

Proceso de carga de un Volvo eléctrico
Proceso de carga de un Volvo eléctrico
Los avances en las operaciones de recarga de Volvo en Estados Unidos también son muy notables. Se espera que la nueva app de Volvo entre en funcionamiento antes de finales de año, pudiendo cargar y pagar en más de 25.000 estaciones. Además, a partir del modelo del año 2023, los vehículos Volvo totalmente eléctricos de Estados Unidos incluirán una tarjeta de recarga rápida de 250 kWh CC gratuita durante tres años con Electrify America, así como una suscripción posterior a Electrify America Pass+ de 12 meses. También s eha llegado aun acuerdo con Starbucks en los Estados Unidos, donde instalará hasta 60 puntos de recarga rápida de CC de la empresa ChargePoint para la marca Volvo en algunos de los locales de Starbucks.