Amaxofobia: esta es una de las causas principales de que muchas personas no conduzcan

Se trata de una enfermedad muy común entre los conductores

Como ya sabrás, hay muchas enfermedades que no son compatibles con la conducción y con las que tendrás que renunciar a ponerte al volante aunque no te guste. Muchas de ellas no tienen un tratamiento funcional, pero existen otras que sí que pueden remediarse o cuyos efectos son únicamente pasajeros.

En el caso de la amaxofobia, por suerte, existen tratamientos, y más abajo te contaremos cómo puede afectarte esta enfermedad y cómo podrías tratarla si la padeces.

$!Muchas personas se frustran al ponerse al volante de un vehículo

No conduzcas así

Muchas personas piensan que conducir un vehículo cuando se está enfermo no es peligroso, pero lo cierto es que se equivocan. Aunque todo depende de la gravedad de la enfermedad, hay algunas situaciones en las que no deberías conducir:

  • Periodos de alergia: Más de 14 millones de personas tienen alguna alergia en España, y, aunque no lo creas, en muchas ocasiones esto puede ser perjudicial para ti mientras conduces. Al frotarte los ojos, estornudar continuadamente o tener que sonarte la nariz estás quitando atención de la carretera y podría ser peligroso.
  • Enfermedades del sistema nervioso: Todos aquellos conductores que padecen enfermedades que afectan al sistema motor, sensorial o de coordinación, como el Párkinson o la esquizofrenia, no pueden conducir un vehículo.
  • Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño: Aquellas personas que presentan esta enfermedad pueden suponer un peligro para la seguridad vial, por lo que necesitan presentar un informe médico favorable para obtener el permiso de conducir o renovarlo.
  • Anemia: Si padeces anemia severa, debes saber que sus síntomas (fatiga, mareos, sudoración y taquicardias) pueden ser altamente peligrosos al volante. Por este motivo, es recomendable no conducir si se sufre esta patología, a no ser que el médico lo permita.
$!Si estás tomando algún medicamento es mejor que no conduzcas

¿Qué es la amaxofobia?

La amaxofobia o miedo a conducir es una enfermedad más común de lo que parece entre los conductores españoles, y es que a muchos les genera ansiedad ponerse a los mandos de un vehículo o incluso les entran ataques de pánico de solo pensarlo. Suele afectar a tres tipos de personas diferentes:

  1. Los que abandonan la conducción por completo tras los dos primeros años con el carnet de conducir.
  2. Los conductores habituales con experiencia que empiezan a sentir ansiedad.
  3. Los conductores que han sufrido alguna experiencia traumática en algún momento de su vida.
$!Algunos conductores que abandonan la conducción al sacarse el carnet sufren amaxofobia

Los principales síntomas de esta enfermedad suelen ser los nervios y la ansiedad, así como la falta de aire o los dolores musculares a la hora de conducir o pensar en hacerlo. Aunque puede resultar problemático, pues vivimos en una sociedad muy acostumbrada a conducir, existen formas de superar la amaxofobia:

  • Acudir a un especialista: Muchas personas recuperan la confianza y superan el miedo a conducir gracias a técnicas de relajación y terapia con psicólogos.
  • Cursos de perfeccionamiento: Realizando este tipo de cursos, normalmente en circuito cerrado, puedes afrontar tus miedos y recuperar la confianza en tu conducción poco a poco.