El increíble (y barato) truco para que tus retrovisores no se empañen

En invierno los cristales suelen empañarse y ver bien por los retrovisores es fundamental

Cuando conducimos nuestro coche mientras llueve, es posible que aparezca vaho en algunas ocasiones. Si no lo sabías, el vaho se crea por una diferencia de temperatura entre el interior y el exterior del coche, y te impedirá ver con nitidez la carretera. Sin embargo, otro problema que también tiene que ver con la visión está relacionado con los espejos retrovisores.

En muchas ocasiones estos espejos se empañan y no permiten ver a través de ellos o si ha llovido tienen numerosas gotas de agua que también impiden una correcta visión. Para que puedas ver correctamente siempre te traemos un truco sencillo y barato que hará que tus espejos parezcan “mágicos”.

$!¿Sabes cómo quitar el vaho de tus cristales?

Quitar el vaho de los cristales

Para circular sin ningún peligro en estos meses de invierno el estado de tus cristales es importante, ya que, en caso de estar sucios, rotos o agrietados, la visibilidad puede ser aún menor y el vaho podría llegar aparecer de una manera más densa y continuada. Si no sabes cómo debes quitar el vaho de los cristales de tu coche, aquí te lo explicamos:

  • Si tienes sistema anti-vaho, actívalo.
  • En caso de no tenerlo, enciende la calefacción al máximo y dirige el aire caliente hacia el parabrisas, para que desempañe los cristales.
  • Desconecta el sistema de recirculación de aire.
  • Si el vaho no desaparece del todo, baja un poco las ventanas del coche.

Evita usar la mano o un trapo para quitarlo, pues solo conseguirás ensuciar el cristal y que el vaho aparezca de nuevo unos segundos después.

$!Con este truco conseguirás que los retrovisores se queden así de bien

El truco de los retrovisores

Seguro que alguna vez has oído hablar de algunos productos químicos que, al aplicarse sobre los cristales del coche, evitan que el agua permanezca sobre ellos cuando llueve, haciendo que las gotas deslicen por la superficie y consiguiendo que, prácticamente, no tengas que utilizar los limpiaparabrisas. Estos productos pueden llegar a ser efectivos, pero también son más caros. Sin embargo, hay una solución mucho más barata para superficies pequeñas como los retrovisores.

Se trata de la pasta de dientes, y es que, aplicando una pequeña cantidad con un trapo seco sobre los retrovisores puedes conseguir que sean completamente impermeables y que no se empañen. El proceso a seguir es sencillo:

  1. Pon un poco de pasta de dientes en un trapo limpio y seco.
  2. Aplícala por todo el espejo retrovisor, extendiéndola bien.
  3. Espera unos cinco minutos hasta que se endurezca.
  4. Con otro trapo, también seco, retira la pasta del espejo.

Así, la siguiente vez que llueva podrás ver la diferencia de visibilidad que hay y lo poco que afecta el agua a tus espejos.