Lexus trabaja en coches eléctricos manuales

Este sistema permitiría al conductor elegir entre distintos tipos de respuesta y hasta probar el comportamiento de otros coches.

Sí. Tal como suena. El título no es fruto del clickbait, tan extendido últimamente, no. Lexus hará coches eléctricos manuales. Según confirmó la misma marca en el Kenshiki Forum del grupo Toyota en Bruselas, Lexus se encuentra en pleno proceso de desarrollo de un sistema para emular una transmisión manual con todos sus componentes, incluido el pedal del embrague.

Uno de los pilares de Lexus, según dijeron en el evento, es buscar la máxima emoción al conducir sus coches. Esta era la norma con sus vehículos de combustión y quiere que lo siga siendo con los eléctricos. A sabiendas de que los amantes de los coches, aquellos que se guían por sus sensaciones, reniegan de la electrificación ante la ausencia de sonido del motor y de cambios de marchas, Lexus cree que esta solución podría ser una de las innovaciones más importantes en los próximos años.

Comportamiento personalizable

Tal y como nos confirmaron desde la marca, el sistema de transmisión manual para eléctricos, en desarrollo en un prototipo del modelo UX300e equipado con un tacómetro, una palanca de cambios y un pedal de embrague. El sistema emula un cambio manual con la máxima fidelidad posible, pudiéndose incluso calar. Asimismo, reproduce el comportamiento de un vehículo manual, adaptando la entrega de par según el régimen de revoluciones actual y reaccionando dinámicamente a cada cambio. “Los coches eléctricos dan el 100% del par desde cero, pero mediante software podemos regular la entrega y hacer que parezca un motor de combustión”, admitían desde la marca.

$!Tacómetro en el prototipo Lexus UX300e manual.

Lexus propone que la sensación se quede, no obstante, en el habitáculo, manteniendo el silencio típico de los eléctricos en el exterior pero emitiendo el rugido de un motor de combustión en el interior. “Lo único que no podemos imitar es el olor a gasolina”, bromearon desde Lexus. Asimismo, confirmaron que, al estar todo el sistema controlado por software, el comportamiento del coche puede variar, cambiando de un comportamiento más deportivo a otro más tranquilo o incluso para configurar la respuesta de otro tipo de coche. “El sistema puede programarse para reproducir la experiencia de conducción de distintos tipos de vehículos, así que podemos dejar que cada conductor elija su ‘mapping’ favorito”, añadieron.

Preguntados por el sentido que tiene este sistema, desde la compañía admitían que, si bien “desde el punto de vista de la eficiencia no tiene ningún tipo de sentido, Lexus está comprometida con el dinamismo y con la búsqueda de la diversión al volante”.