{ "schedule": [ { "offset": "pre", "tag": "https://pubads.g.doubleclick.net/gampad/ads?sz=640x360|640x480|480x360|480x361&iu=/138855687/nacional-[adunit-video]&ciu_szs=1x1,728x90,970x90,980x90,970x250,980x250,620x72,300x250,300x600,980x45,320x50,320x100&impl=s&cust_params=p%3Dcpm_preroll%26[custom_params]&gdfp_req=1&env=vp&ad_rule=0&output=vast&vpos=preroll&unviewed_position_start=1&url=[url]&description_url=[url-video]&gdpr=__gdpr__&gdpr_consent=__gdpr_consent__&correlator=__random-number__", "type": "linear" }, { "offset": "post", "tag": "https://pubads.g.doubleclick.net/gampad/ads?sz=640x360|640x480|480x360|480x361&iu=/138855687/nacional-[adunit-video]&ciu_szs=1x1,728x90,970x90,980x90,970x250,980x250,620x72,300x250,300x600,980x45,320x50,320x100&impl=s&cust_params=p%3Dcpm_preroll%26[custom_params]&gdfp_req=1&env=vp&ad_rule=0&output=vast&vpos=postroll&unviewed_position_start=1&url=[url]&description_url=[url-video]&gdpr=__gdpr__&gdpr_consent=__gdpr_consent__&correlator=__random-number__", "type": "linear" } ], "skipmessage": "Saltar anuncio en 10 segundos", "skipoffset": 10, "vpaidcontrols": false, "vpaidmode": "insecure" }

BYD entrará en el mercado PHEV en Europa

La firma china lanzará dos híbridos enchufables, el primero una versión del Seal, mientras sigue trabajando para conseguir una posición de liderazgo en el mercado eléctrico.

BYD venderá vehículos híbridos enchufables en Europa a precios asequibles. Tan asequibles, según ha explicado un ejecutivo de la compañía a Autonews, que rivalizarán con los coches de combustión. Cabe recordar que, normalmente, los PHEV se acercan más a los eléctricos, en cuanto a precio, que a los de combustión.

La firma china aprovechará así el tirón de los PHEV en Europa, que están creciendo a pasos agigantados y que han hecho que los eléctricos pierdan fuelle, provocando de rebote que muchas marcas, como Ford, Volkswagen o Mercedes-Benz, entre otras, se replanteen sus estrategias eléctricas.

Además, la llegada del primer PHEV de BYD, el Seal U DM-I, supondrá un gran hito para la marca, que de momento se ha centrado en el lanzamiento de vehículos eléctricos, como el mismo Seal, en el mercado Europeo. Según adelantó Michael Shu, director de BYD Europe, en una conferencia del Financial Times, el año que viene llegaría otro PHEV al continente.

Estos lanzamientos se verán acompañados de la apertura de la primera planta europea del fabricante asiático, que se ubicará en Hungría, en la que producirá coches eléctricos e híbridos enchufables para el mercado comunitario. Los primeros vehículos de la factoría húngara de BYD deberían circular por las carreteras antes de 2026.

Líder en 2030

Pese a esta apuesta por los PHEV, BYD mantiene su ambición de convertirse en líder del mercado eléctrico para 2030 en Europa. En el evento del rotativo británico, Shu admitió que la marca considera que, para ese año, pueden estar en una “posición de liderazgo”.

La competitividad de sus precios y una oferta atractiva son sus principales argumentos ante una industria europea que solo puede competir, en cuanto a precio, con vehículos de menor tamaño y equipamiento. De hecho, algunos de los coches eléctricos europeos más vendidos, como el Dacia Spring, también se fabrican en China. Otro de los grandes nombres del mercado, el MG 4 Electric, se produce, asimismo, en el gigante asiático.

Con todo, para BYD sería satisfactorio conseguir un 5% de la cuota de mercado de los coches eléctricos en Europa antes siquiera de abrir su planta húngara durante los próximos años. De momento, cerraron 2023 con 15.644 unidades vendidas en Europa, todas eléctricas, quedando aún lejos de marcas como Tesla o Volkswagen, lo que supuso una cuota de mercado del 0,46%.

BYD Seal U DM-I

El Seal U DM-I será la baza de BYD para entrar en el mercado PHEV. En esencia es el Seal que ya conocemos, pero en vez de eléctrico, híbrido enchufable. En ese sentido, es un SUV de 4,77 metros de largo con cinco plazas y, entre otras características, un maletero de 552 litros de capacidad.

$!Zaga del BYD Seal U DM-I.

En cuanto a sus motorizaciones, no está especificado qué versión o versiones llegarán a Europa. En China está disponible con un motor de gasolina de 1.5 litros de 130 CV de potencia combinado con un motor eléctrico de 197 CV. La batería que alimentará al propulsor eléctrico se desconoce, puesto que en el país asiático hay disponibles una de 18,3 kWh de capacidad y otra de 26,6 kWh, con autonomías de entre 110 y 150 kilómetros, según el antiguo ciclo NEDC, que se verían reducidas de forma significativa con el nuevo WLTP, aunque seguirían siendo cifras importantes.

Dispondrá, como es habitual, de conectividad total con smartphones, así como de los sistemas de seguridad activa más habituales, como la frenada de emergencia, la detección de vehículos en el ángulo muerto, control de crucero o cámara de aparcamiento de 360 grados. El precio será similar al de un equivalente de combustión, aunque aún está por confirmar.