{ "client":"googima", "schedule": [ { "offset": "pre", "tag": "https://pubads.g.doubleclick.net/gampad/ads?sz=640x360|640x480|480x360|480x361&iu=/138855687/nacional-[adunit-video]&ciu_szs=1x1,728x90,970x90,980x90,970x250,980x250,620x72,300x250,300x600,980x45,320x50,320x100&impl=s&cust_params=p%3Dcpm_preroll%26[custom_params]&gdfp_req=1&env=vp&ad_rule=0&output=vast&vpos=preroll&unviewed_position_start=1&url=[url]&description_url=[url-video]&gdpr=__gdpr__&gdpr_consent=__gdpr_consent__&correlator=__random-number__", "type": "linear" }, { "offset": "post", "tag": "https://pubads.g.doubleclick.net/gampad/ads?sz=640x360|640x480|480x360|480x361&iu=/138855687/nacional-[adunit-video]&ciu_szs=1x1,728x90,970x90,980x90,970x250,980x250,620x72,300x250,300x600,980x45,320x50,320x100&impl=s&cust_params=p%3Dcpm_preroll%26[custom_params]&gdfp_req=1&env=vp&ad_rule=0&output=vast&vpos=postroll&unviewed_position_start=1&url=[url]&description_url=[url-video]&gdpr=__gdpr__&gdpr_consent=__gdpr_consent__&correlator=__random-number__", "type": "linear" } ], "skipmessage": "Saltar anuncio en 10 segundos", "skipoffset": 10, "vpaidcontrols": false, "vpaidmode": "insecure" }

El gran engaño de Tesla: vender coches para convertirse en una empresa tecnológica

Tesla nos ha engañado a todos. La firma de Austin lleva años vendiendo coches, pero ha liberado su verdadero potencial comercializando su tecnología

Tesla ha estado jugando con todos nosotros. Elon Musk, su CEO, nos dijo que su misión era crear vehículos eléctricos avanzados para contribuir a la descarbonización de la movilidad, salvar la Tierra del cambio climático y crear los primeros coches autónomos. Pero era todo mentira. Nosotros ya os advertimos que la firma norteamericana debía ser considerada más una tecnológica que una automovilística. Aunque esa afirmación era para reforzar la carga tecnológica de unos coches que encuentran en su calidad de fabricación su principal punto flaco, resulta que también era correcta para hablar de su modelo de negocio.

La confirmación de todas estas afirmaciones nos la da el recorrido de Tesla en bolsa. Durante el último año, desde que en abril de 2022 Musk anunciara la compra de Twitter, la compañía de Austin, Texas, sufrió uno de los mayores descalabros en bolsa que se recuerdan, dejándose más de un 67% de su valor por el camino.

Durante ese tiempo, la marca capitaneada por el magnate sudafricano siguió, no obstante, instalando supercargadores, desarrollando sus sistemas Autopilot y Capacidad de Conducción Autónoma Total (FSD) y tomando nuevas direcciones empresariales con un importante recorte de precios en sus coches, priorizando el volumen de ventas -y su consolidación como el primer fabricante de eléctricos- a los márgenes. Paralelamente, Tesla ha seguido con su agresiva estrategia para incrementar la producción en todas sus plantas e incluso se ha publicado que construirá nuevas instalaciones en Valencia.

$!La gigafactoría de Tesla en Berlín

Tesla se dispara

Sin embargo, todo eso no era suficiente para mejorar en bolsa, ya que son medidas estratégicas orientadas al largo plazo. Entonces, ¿cómo lo ha hecho la marca para mejorar un 41% en solo 13 días, subiendo en cada una de las jornadas, y recuperar más de 240.000 millones de dólares y volverse a acercar al billón de dólares de valor (814.000 millones en el momento de redacción del artículo)? La respuesta es sencilla: abriéndose a vender su tecnología.

De momento, el único paso dado en esa dirección es la concesión a Ford y General Motors (GM) para que sus eléctricos puedan usar la amplia red de supercargadores de Tesla. La firma de Elon Musk lo justificó como un movimiento para “competir en igualdad de condiciones”, pero no olvidemos que cada kWh que Tesla suministre a un coche de los fabricantes de Michigan -rivales directos-, son varios dólares para sus ingresos.

$!El Tesla Model 3 en la gigafactoría de Berlín

A esta medida se ha unido recientemente un tuit en el que Musk, además, admite que estaría “encantado de comercializar la licencia del Autopilot/FSD u otra tecnología de Tesla”. Según el analista de Wedbush Securities, Dan Ives, en declaraciones a la televisión norteamericana CNBC, todo esto podrían ser los pasos previos antes de incluso comercializar sus baterías o su tecnología de baterías. Todo junto crearía una nueva línea de negocio potencialmente milmillonaria. De hecho, según Ives, solo el compartir sus supercargadores con Ford y GM podría generar hasta 3.000 millones de dólares en 2025. Si esta iniciativa se abriera al resto de la industria, el potencial es incluso mayor. Aunque sigue siendo menos que lo generado por la venta de coches, este movimiento ha creado, de la nada, un retorno milmillonario con el que compensar la caída de los márgenes de producción.

Todo, aderezado con la promesa de un nuevo sistema para simplificar la estructura del frontal y la zaga de sus coches para incrementar todavía más el ritmo de producción, recortar costes y seguir ampliando su capacidad productiva. En el mundo de la bolsa para Tesla, menos costes, más producción y, sobre todo, más ingresos son un sinónimo de subida.