Los españoles prefieren el combustible: sólo un 6,6% considera el coche eléctrico como opción de compra

A pesar de los esfuerzos por promover los vehículos eléctricos, los españoles siguen inclinándose hacia los combustibles tradicionales, según el Race

Solo un 18,3% de los conductores en España afirma que cambiará de coche en los próximos 12 meses, y de estos, solo un 6,6% señala al vehículo eléctrico como su primera opción, según los datos de la última encuesta realizada a 3.000 personas por el último Observatorio RACE de Conductores.

Así, los datos del estudio revelan que, entre las razones que alegan quienes quieren cambiar coche este año, un 34,7% afirma que con su coche actual no puede circular por las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE); el 32% porque le gusta renovarlo cada cierto tiempo, y el 22,7% tiene que reemplazarlo porque el que tiene es antiguo, está averiado o es inseguro. Asimismo, del total de los conductores encuestados, un 68% señala que no cambiarán de vehículo en 2024.

Por otro lado, del total de conductores que quiere cambiar de coche este año, el 42,1% afirma que lo hará por uno nuevo, mientras que un 30,9% escogerá un vehículo de segunda mano. El resto aún no lo tiene decidido.

En cuanto al tipo de motorización, el estudio encuentra que un 22% se decantará por un híbrido no enchufable (en la encuesta de 2020 no estaba entre las opciones de compra), la segunda opción será un diésel, apoyada por el 21,7% de los conductores (en la encuesta de 2020 eligió esta opción el 33,4% de los encuestados); mientras que el 18,4% escogerá un vehículo de gasolina (un 23,7% lo hizo en 2020), y un 15,5% está indeciso (un 8,6% en 2020).

$!El 21,7% de los conductores optarán por los coches de diésel en 2024

Además, el estudio indica que la opción del vehículo eléctrico se desinfla respecto a lo manifestado en el estudio de 2020, cuando un 7,3% se decantaba por esta opción y ahora sólo un 6,6% es partidario de esta alternativa.

Por edades, los conductores de entre 25 y 50 años se decantan con mayor fuerza por el diésel, en cambio, los mayores de 50 años por alternativas como motores híbridos y eléctricos.

La limitación de autonomía (95,1%), el precio del vehículo (81,8%) y la distribución geográfica junto al limitado número de puntos de recarga (74,8%) hacen que los conductores no se decidan por el coche eléctrico como alternativa firme a los vehículos de combustión, indica el estudio.

$!La opción del vehículo eléctrico se desinfla en España

Una renovación del parque vehicular en España

Por último, el Race aprovecha este estudio para abogar nuevamente por una renovación del parque de vehículos en España, cuya media de edad ya alcanza los 14 años.

“Un cambio de modelo que solo será factible si se avanza en lograr un ‘mix’ de sistemas de propulsión y fuentes de energía eficientes, adaptado a la diversidad de usos y necesidades de los conductores, y si existe un despliegue de puntos de recarga realmente universal y accesible”, concluye la organización.