El Volkswagen ID.5 presenta su candidatura a coche del año

Estas son las razones por las cuales los lectores de Prensa Ibérica han escogido al Volkswagen ID.5 como uno de los posibles ganadores del premio Coche del Año

El Volkswagen ID.5 es uno de los candidatos a ganar el Premio Coche del año de los Lectores de Prensa Ibérica, y estas son las 5 razones que le han llevado a estar entre los favoritos: diseño, habitabilidad, potencia, dinamismo y autonomía.

En primer lugar está su diseño. Y es que este modelo aúna aquello que más de moda está en la actualidad: la robustez de un SUV y la deportividad de un coupé. El ID.5 no es ni más ni menos que la versión coupé del ID.4. Se distingue principalmente de su hermano por la pronunciada caída del techo a partir del pilar B, y por el spoiler que se ubica al llegar a su extremo posterior.

Desde donde mejor se aprecia la diferencia entre el ID.4 y el ID.5 es desde el perfil. La caída del techo hace que el coche parezca estar más asentado sobre la carretera y que ofrezca una mayor sensación de movimiento y dinamismo incluso cuando está parado. Y en la parte posterior destaca el gran alerón, que sustituye al discreto spoiler que emerge del techo en el ID.4.

Gran espacio interior

Otro punto a favor del coupé eléctrico es su buen aprovechamiento del espacio interior. A pesar de la pronunciada caída del techo, ofrece un maletero más grande y prácticamente la misma habitabilidad en las plazas traseras. El ID.5 no sólo no pierde capacidad de carga en el maletero por su carrocería deportiva, sino que gana algunos litros respecto al ID.4. Más concretamente el coupé cubica 549 litros, frente a los 543 del modelo estándar. Eso sí, las tornas cambian si se abaten los respaldos de las plazas traseras, ya que el ID.4 brinda 1.575 litros frente a los 1.561 litros de este modelo.

$!Maletero del Volkswagen ID.5 GTX

Por lo que respecta a la habitabilidad en las plazas traseras no hay ‘sorpasso’, pero lo cierto es que se pierde menos espacio del que esperábamos. Con una caída del techo tan marcada esperábamos que se perdiese mucho espacio para las cabezas, pero al presentarse la inclinación en la última parte del recorrido, lo cierto es que apenas se pierden 12 milímetros. Y al tener las mismas medidas de longitud y batalla del ID.4 conserva su excepcional espacio para rodillas y pies.

Tres motores a elegir

Otro aspecto fundamental en la elección del ID.5 por parte de los lectores de Prensa Ibérica es la oferta mecánica de este eléctrico, pudiendo entre versiones más contenidas y con mayor autonomía, o sumamente potentes como esta variante GTX. Las variantes de menor potencia cuentan con un sólo motor eléctrico situado en la parte posterior, y desarrollan 174 CV en la versión Pro, y 204 CV en la Pro Performance. Mientras que la versión tope de gama es la denominada GTX y cuenta con dos motores, uno delantero de 109 CV y otro trasero de 204 CV para ofrecer una potencia total de 299 CV repartidos entre los dos ejes. Con 460 Nm de potencia de entrega inmediata, el Volkswagen ID.5 GTX es capaz de acelerar de 0 a 100 en apenas 6,3 segundos, pese a sus más de 2.200 kilos de peso.

$!Prueba del Volkswagen ID.5 GTX

Suponemos que la mayoría de los que han votado al ID.5 no han tenido ocasión de probarlo, pero sin lugar a dudas ya habrán oído hablar de su excelente comportamiento en cualquier contexto. Y esa polivalencia es precisamente uno de los motivos que han llevado a este modelo a ser uno de los favoritos entre los lectores de Prensa Ibérica. El ID.5 es un modelo muy agradable de conducir en ciudad por su condición eléctrica: es suave, silencioso, y muy ágil. Pero a su vez es firme, seguro y estable en carretera, lo que invita a recorrer largos trayectos con él. Y además, y principalmente en esta versión GTX es un coche que también destaca por su buen dinamismo.

La potencia de los dos motores y la tracción a las cuatro ruedas imprimen a este GTX mucho carácter. No tiene la raza de un GTI, pero desde luego es un coche que corre mucho y tiene el suficiente aplomo como para divertirse cuando se conduce por un puerto de montaña. Sólo echamos algo en falta un mejor tacto y algo más de mordiente en los frenos del coche.

Buena autonomía

Como hemos dicho antes, el ID.5 es un coche que por sus prestaciones, confort y calidad de vida a bordo, invita a recorrer largas distancias. Algo que no siempre es posible con un eléctrico, pero sí en el caso de este modelo. Con una batería de 82 kWh, el ID.5 logra una autonomía máxima de 534 kilómetros en la versión Pro Performance; 514 km en el Pro y 512 en el GTX. Superando en todos los casos los 500 km y contando además con una potencia máxima de carga de 135 kW para disfrutar del 80% de la batería en algo menos de 30 min, este eléctrico permite viajar con garantías por muy lejos que esté nuestro destino

$!Prueba del Volkswagen ID.5 GTX

No es de extrañar que el Volkswagen ID.5 haya conquistado a los lectores de Prensa Ibérica. Es un eléctrico con una potencia, autonomía y velocidad de recarga de referencia en el mercado, y además cuenta con un aspecto sumamente atractivo gracias a su carrocería coupé.