Renault Megane R.S. Ultime: levantando pasiones desde 1976

Renault rinde homenaje a su historia deportiva con la edición Megane R.S. Ultime, su último hothatch que estará disponible a partir de febrero.

Decir adiós nunca es fácil. Lo vivimos hace unos meses con el bloque atmosférico del Audi R8 V10 GT, también con el Lamborghini Huracán Sterrato, como último Huracán 100% de combustión, y las despedidas se suceden. Esta vez es Renault el encargado de oscurecer nuestros días al desvelar el Megane R.S. Ultime, el último modelo firmado por Renault Sport. Alpine será la única encargada de desarrollar modelos prestacionales dentro del grupo, lo que nos asegura seguir viendo obras francesas de lo más singulares y divertidas, pero supone el cierre de una etapa que arrancó en 1976.

$!Renault Megane R.S. Ultime: levantando pasiones desde 1976

El Megane R.S. Ultime es la última edición especial de un deportivo que causó furor en todas sus generaciones, pese a la discreción de los modelos más recientes. Sin embargo, y tras poderlo probar durante un comparativo con otros hothatch del mercado, puedo asegurar que su comportamiento dinámico y eje trasero direccional le confieren una conducción diferente, divertida y muy eficaz. Una esencia completa que mantendrá en esta última versión, que retoma el código visual de Renault Sport para despedirse de su historia.

Bajo el capó, un motor de 4 cilindros turboalimentado de 300 CV y 420 Nm de par máximo, combinado con una caja de cambios EDC de doble embrague. Para facilitar el trabajo al conductor incluyen el diferencial mecánico Torsen, además de las gomas semi-slick Bridgestone Potenza S007. Como el R.S. anterior, equipa sistema de frenos Brembo con pinzas en rojo y el sistema de dirección a las cuatro ruedas 4Control.

Un último suspiro

El doble rombo de Renault ha sido la principal inspiración para la decoración exterior del Megane R.S. Ultime, que luce stickers geométricos en forma de rombo en el capó, techo y puertas laterales, donde encontramos la fecha 1976 en referencia a la creación de Renault Sport.

$!Renault Megane R.S. Ultime: levantando pasiones desde 1976
$!Renault Megane R.S. Ultime: levantando pasiones desde 1976
$!Renault Megane R.S. Ultime: levantando pasiones desde 1976
$!Renault Megane R.S. Ultime: levantando pasiones desde 1976

De manera opcional, el techo puede ser solar y perder estos grafismos, que también encontramos en el paragolpes trasero y las aletas. Los tonos disponibles para este modelo (Negro Brillante, Blanco Nacarado, Amarillo Racing y Naranja Tonic) combinan con estos detalles clave en negro mate.

Pero no todo es decoración, los de Renault Sport han querido ir un paso más allá en la sensación de potencia. Para ello, han dotado a este Ultime de una imagen potente, conformada por aletas delanteras 60 milímetros más anchas. Además, han incorporado unas salidas de aire extra en la estructura frontal junto a los faros R.S Vision y la lámina F1 del paragolpes en color negro brillante, que suma la inscripción Ultime.

$!Renault Megane R.S. Ultime: levantando pasiones desde 1976
$!Renault Megane R.S. Ultime: levantando pasiones desde 1976

Las aletas traseras también se han ensanchado (45 mm) y estrena un difusor trasero deportivo con la posición del escape central, un alerón más significativo y la conocida aleta de tiburón. Una imagen que no sería igual sin los guiños en negro de logotipos, tiradores de puerta, llantas Fuji Light de 19 pulgadas con tapa central, difusor trasero y marcos de ventanilla.

Un interior de trackday

Si algo caracteriza a los GTI’s como el Megane R.S. Ultime es su polivalencia. Puedes usarlo como daily car pero también meterlo en circuito y exprimir sus prestaciones al máximo. Con un enfoque más racing que nunca, los de Renault Sport han dotado a esta versión de asientos baquet Recaro, lo mejor de lo mejor y tapizados en Alcántara negro con el monograma R.S. bordado, un patrón que se repite en la tarjeta que hace de llave.

$!Renault Megane R.S. Ultime: levantando pasiones desde 1976
$!Renault Megane R.S. Ultime: levantando pasiones desde 1976
$!Renault Megane R.S. Ultime: levantando pasiones desde 1976

Para aquellos más exclusivos, esta edición cuenta con una placa metálica numerada bajo el selector de marchas, además de la firma de Laurent Hurgon, piloto de pruebas y responsable de puesta a punto de Megane R.S. desde sus primeros días. Tal como él mismo dice: “Desde Megane II fase 2 no hemos dejado de mejorar sus prestaciones dinámicas para seguir siendo el líder de su categoría. Los récords de Nürburgring son retos inolvidables, llenos de pasión, adrenalina y emoción”.

Sobre esta última bala de la recámara habla con orgullo, como cualquier padre de su criatura y no es para menos. A la esencia de circuito del Ultime se le suma el equipamiento más premium de la firma del rombo, con pantalla central de 9,3 pulgadas con función de telemetría, instrumentación de 10, sonido Bose y las ayudas a la conducción aplicadas al compacto de serie.